ESTUDIO REALIZADO CON CENTENARES DE NIÑOS

ESTUDIO REALIZADO CON CENTENARES DE NIÑOS

Realizar actividades a corta distancia durante horas aumenta la propensión a la miopía

Los niños que pasan más tiempo dedicados a realizar actividades a corta distancia y en interiores tienen mayor predisposición a ser miopes. Un estudio demuestra que los que pasan menos de 5 horas al aire libre al día multiplican ese riesgo por más del doble. El deporte o la utilización de unas lentillas nocturnas pueden frenar la progresión de esa miopía.

Más tiempo al aire libre, menos riesgo de miopía. Ésta es la conclusión de un estudio realizado a centenares de niños, que ha comprobado que los que dedican demasiadas horas a realizar actividades de cerca, a corta distancia, son más propensos a ser miopes.

La miopía consiste en un defecto de graduación en el que el paciente ve bien de cerca pero no de lejos. Esto supone un problema en los niños, y con el paso del tiempo el riesgo de dioptrías aumenta.

Según un trabajo de la Universidad Internacional Valenciana, los niños se inician en los juegos con dispositivos móviles a los 5 años. A los 9 pasan una media de cuatro horas al día. Los oftalmólogos dicen que esto va a ocasionar una generación de miopes y la aparición de vista cansada antes que en la actualidad.

Para intentar ralentizar el progreso de la miopía, hay lentillas que moldean la córnea durante la noche y compensan el defecto de graduación del día siguiente. Su uso, eso sí, debe estar bajo la supervisión del oftalmólogo.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.