Urólogos de la Fundación Puigvert de Barcelona han llevado a cabo con éxito el primer trasplante de riñón completo realizado con un robot 3D en Europa, una nueva técnica menos invasiva que requiere menos transfusión de sangre, produce menos dolor postoperatorio y necesita menos analgésicos. El director del Servicio de Urología de la Fundación, Humberto Villavicencio, ha explicado en rueda de prensa que la intervención, que se llevó a cabo el jueves 9 de julio, ha sido un éxito y que la paciente, una joven de 25 años, recibirá el alta mañana mismo.

La operación la han llevado a cabo el jefe quirúrgico de Trasplante Renal de la Fundación Puigvert, Alberto Breda, y el doctor adjunto del Servicio de Urología de la Fundación, Lluís Gausa, que han destacado las ventajas que ha supuesto operar a la paciente con el robot Da Vinci, caracterizado por permitir una mayor movilidad en espacios reducidos. "Para el cirujano supone una visión magnífica (con una imagen en alta resolución magnificada hasta 12 veces), tridimensional (por lo tanto más completa) y sin el peligro que supone el temblor natural de las manos del médico", ha explicado Breda, y, además, "la receptora requiere menos transfusión de sangre durante la operación, sufre menos dolor postoperatorio y necesita menos analgésicos".

La operación también deja en el paciente una cicatriz más fina y pequeña y, por lo tanto, es "más estética". La paciente, Judith, estudiante de Grado de Educación Primaria, ha asegurado que no dudó cuando los médicos le propusieron esta técnica y ha indicado que a día de hoy ya no sufre insuficiencia renal ni problemas con la anemia ni el colesterol, cuestiones a las que se tenía que enfrentar antes de la operación debido a la "enfermedad rara" que padece, el Síndrome de Alport. Pese a que esta operación de seis horas de duración (en las que estaba incluido extraerle el riñón a su madre, la donante) no era sencilla, Lluís Gausa ha asegurado que actuaron con la "certeza y seguridad" de que saldría bien.

Alberto Breda, por su parte, ha explicado que esta técnica con robots es "fácilmente reproducible", por lo que puede ser utilizada por cualquier cirujano que la aprenda sin necesidad de ser el primero en su campo y se puede aplicar a cualquier paciente. Precisamente, este robot ha sido utilizado para intervenir a un bebé de 2,7 kilos y a otro paciente obeso de 272 kilos. Sin embargo, y pese a todos los beneficios que parece aportar esta maquinaria, Breda ha explicado que "la cirugía abierta sigue teniendo su papel" y que no dejará de utilizarse la técnica más tradicional, dependiendo de cada caso.

El primer robot quirúrgico Da Vinci fue adquirido por la Fundación hace diez años, convirtiéndola en la primera institución en España en operar con esta máquina, que les ha permitido realizar hasta 825 cirugías, aunque hasta ahora ningún trasplante completo. El director de la Organización Catalana de Trasplantes (OCATT), Jaume Tort, también presente durante la rueda de prensa, ha hecho hincapié en que, pese a que en Cataluña hay unas cifras muy positivas en comparación con la media europea -con 29 donantes por millón de habitantes-, la lista de espera supera las mil personas y ha pedido que la gente se conciencie y done.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.