SEGÚN UN ESTUDIO

SEGÚN UN ESTUDIO

Los olvidos se producen por una mala coordinación entre regiones cerebrales

Un equipo de neurocientíficos de la Universidad de Nueva York ha puesto a prueba a una serie de voluntarios para probar porqué se producen los olvidos. Una buena coordinación entre las dos regiones del cerebro encargadas de la memoria puede evitar los despistes.

Cerebro humano
Cerebro humano |

Un equipo de neurocientíficos de la Universidad de Nueva York, en Estados Unidos, ha encontrado una clave para reducir los olvidos. Sus resultados, publicados en la revista Neuron, han mostrado que cuanto mejor sea la coordinación entre dos regiones del cerebro es menos probable que se olvide la información recién obtenida.

"Cuando los recuerdos están apoyados por una mayor coordinación entre las diferentes partes del cerebro, es una señal de que van a estar en la memoria durante más tiempo", ha explicado la principal autora del estudio, Lila Davachi, profesora asociada en el Departamento de Psicología y el Centro para la Ciencia Neural de la Universidad de Nueva York.

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores han analizado cómo se forman los recuerdos en los sujetos participantes en la investigación para observar cómo se almacenan y durante cuánto tiempo.

En el primer día de estudio, los investigadores han trabajado para codificar o crear nuevos recuerdos entre los sujetos del estudio, mostrándoles una serie de imágenes-objetos y escenas al aire libre, los cuales han sido emparejados con palabras. A continuación, se les ha pedido que formaran una asociación entre la palabra y la imagen presentada en la pantalla.

Al segundo día, los sujetos han regresado al laboratorio y han completado otra serie de tareas de codificación utilizando nuevos conjuntos de imágenes y palabras, lo que ha permitido a los investigadores comparar los dos tipos de memoria: la más consolidada, la memoria de larga duración con la menos consolidada, la memoria de corta duración.

Después de un breve descanso, se ha puesto a los participantes en una máquina de resonancia magnética con el fin de controlar la actividad neuronal y se les ha mostrado las mismas parejas de imágenes y palabras vistas en los dos primeros días, así como una nueva ronda de efectos visuales combinados con palabras.

Luego han completado una prueba de memoria de aproximadamente la mitad de las parejas vistas hasta el momento y el tercer día, han vuelto al laboratorio para una prueba de memoria con las imágenes restantes.

Al ponerles a prueba durante varios días, los investigadores han sido capaces de aislar recuerdos olvidados en el tiempo. De esta manera, han podido comprender mejor los factores neurológicos que han contribuido a la preservación de la memoria. Sus resultados han mostrado que los recuerdos no olvidados se han asociado con una mayor coordinación entre las dos partes cerebrales asociadas a la memoria.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.