El sueño de los españoles

El sueño de los españoles

Los españoles duermen poco y mal

La tecnología tiene mucho que ver en la mala calidad de sueño. Las horas que dedicamos a descansar también cambian, en función de la zona en la que vivimos y del sexo. Por ejemplo, ellos duermen más que ellas.

El 41 % de los españoles se despierta con sensación de no haber descansado y, por ello, es importante mantener hábitos saludables y una rutina antes de acostarse porque "robar horas de sueño al cuerpo genera irritabilidad, estrés y ansiedad". Dormir es una necesidad fisiológica, incontrolable e involuntaria, y existen diversos factores que condicionan el sueño, pero el que más influye actualmente es el uso de aparatos electrónicos antes de dormir.

"El sueño sigue un ritmo circadiano donde la luz y la oscuridad tienen una influencia decisiva; la luz informa al cerebro de que es de día y se deja de segregar melatonina, que es la hormona que avisa de que hay que dormir", apunta la doctora Yolanda de la Llave, del Instituto de Investigaciones del Sueño (IIS).

De esta manera, "los dispositivos y su luminosidad retrasan el sueño porque alteran nuestro reloj interno; estamos segregando melatonina en estados que no son habituales en nuestro estado natural".

La media de horas de sueño recomendadas está entre 7 y 9 horas, pero los españoles duermen un 7,1 horas, por lo que dormimos poco aunque no igual en todas las comunidades autónomas, ha indicado el director de Gran Consumo de GfK, Nacho San Martín.

Una buena noche de sueño mejora el estado de animo para el 87 % de los españoles encuestados, aunque solo el 56 % logra dormir toda la noche de seguido. El estrés (49%), las enfermedades (11%), las pesadillas (11%), el colchón y la almohada (22%), los ronquidos (8%) y la temperatura de la habitación (8%) son varios de los factores que impiden que se duerma bien.

Respecto a las consecuencias de no descansar lo suficiente, sí dormimos durante una semana 5 horas diarias, el cuerpo induce a un estado de embriaguez y repercute directamente en el estado físico y emocional.

La doctora Yolanda de la Llave insiste en la necesidad de "terminar la jornada con alguna actividad física para liberar el estrés, desconectar con un baño, tomar una cena ligera como verdura o tortilla y realizar alguna actividad que nos desconecte de lo que nos preocupa como leer o escuchar música".

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.