UNIVERSIDAD MIGUEL HERNÁNDEZ DE ELCHE

UNIVERSIDAD MIGUEL HERNÁNDEZ DE ELCHE

Lanzan un bastón inteligente para ayudar a la movilidad de invidentes

El bastón pesa 130 gramos y tiene una batería recargable de alta capacidad. Esta tecnología no cura, pero ayuda a facilitar las cosas a los invidentes al avisarlos de obtáculos que se encuentren por encima de la cintura.

Investigadores de la Universidad Miguel Hernández de Elche han desarrollado un novedoso bastón inteligente para ayudar a la movilidad de los invidentes, que emite un aviso cuando detecta obstáculos en altura, a través de un sistema de vibración colocado en la muñeca.

Este nuevo bastón, desarrollado en estrecha colaboración con invidentes, sólo genera avisos ante obstáculos por encima de la cintura que representan un serio peligro para la integridad física del usuario. La detección de los objetos se realiza gracias a un conjunto de sensores que pueden adaptarse a un bastón blanco tradicional y mejorar su funcionalidad.

El bastón inteligente sólo pesa 130 gramos e incorpora un microcontrolador que permite ajustar la distancia de detección a las necesidades del usuario, en función de sus características físicas (altura o anchura de hombros), velocidad de movimiento y densidad de ocupación de la vía.

También incluye una batería recargable de alta capacidad (con autonomía para varios días) y es compatible con los bastones blancos tradicionales existentes en la actualidad. Un simple objeto en alto -la rama de un árbol, el retrovisor de un autobús o extintores- puede convertirse en verdaderos obstáculos en el día de día de muchos discapacitados visuales.

El bastón tradicional les posibilita detectar todo aquello que se encuentra por debajo de su cintura mediante el rastreo, pero los deja expuestos a aquellos "peligros" situados a más altura. Bajo esa premisa, investigadores de Neuroingeniería Biomédica de la UMH han ideado este bastón inteligente que "avisa" a los invidentes ante obstáculos que se hallan de frente y por encima de su cintura.

El proyecto, nacido hace dos años y financiado por la Cátedra de Investigación en Retinosis Pigmentaria Bidons Egara de la UMH, se encuentra en fase de prototipos y pruebas. También ha contado con el asesoramiento constante de personas invidentes y de la ONCE, que han permitido la incorporación de mejoras al sistema para adaptarlo a diferentes condiciones, espacios y necesidades.

Una empresa tecnológica de la universidad ilicitana se ha interesado en llevar a cabo la distribución de estos bastones, pero todavía no hay fecha. "Debemos seguir probando en todo tipo de usuarios y adaptarlo a las condiciones del mercado", ha indicado Fernández.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.