LA NUEVA META DE LA CIENCIA

LA NUEVA META DE LA CIENCIA

Investigan el desarrollo de nueva tecnología para tratamientos que retarden el envejecimiento

Los avances en este campo ayudarían a mejorar la salud de los niños con progeria, una enfermedad caracterizada por envejecer prematuramente en la infancia, lo que impide vivir más allá de los primeros años de adolescencia.

Afectado de progeria
Afectado de progeria | Progeria Research Foundation

Luchar contra el envejecimiento se ha convertido en una obsesión para la ciencia.

Todo el mundo se enfrenta antes o después al envejecimiento, nadie es inmune y, por eso, se trabaja en nuevos tratamiento que consigan invertirlo, detenerlo o ralentizarlo.

Aunque se han hecho avances, la verdadera reversión de la edad a nivel celular sigue siendo difícil de lograr.

Sin embargo, investigadores de Houston Methodist han buscado un enfoque diferente y han hecho un descubrimiento sorprendente que conduce al desarrollo de tecnología que podría tener la capacidad de rejuvenecer las células humanas.

En contra de los que se podría pensar, este descubrimiento sería importante sobre todo para una pequeña población de niños afectada por una enfermedad rara llamada progeria, una condición rara marcada por un rápido envejecimiento que usualmente les roba la oportunidad de vivir más allá de los primeros años de su adolescencia.

El estudio, publicado en 'Journal of the American College of Cardiology', está dirigido por John P. Cooke, jefe de departamento de ciencias cardiovasculares en Houston Methodist Research Institute. El investigador estudió células de niños con progeria, porque la condición les dice mucho sobre el envejecimiento en general que es en última instancia relevante para todos nosotros.

"Estos niños están muriendo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular a los 13, 14, 15 años. Aunque las terapias actuales son útiles, sólo agregan un año o dos, en promedio, a la vida del niño. Queríamos hacer algo que mejorara la calidad de vida de los niños y potencialmente les permitiera vivir más tiempo, así que nos dedicamos a estudiar sus células y ver si podríamos mejorar la función celular", ha señalado el investigador.

Cooke y su equipo se centraron la investigación de los telómeros, que son los cronometradores de las células y tienen un papel muy importantes en el desarrollo de los cromosomas. Se encuentran en la punta de cada cromosoma, como la punta de un cordón, sujetando junto el cromosoma. A medida que envejecemos, el telómero se acorta, marcando el tiempo que queda de vida.

Los telómeros, la clave contra el envejecimiento que marca cuánto nos queda de vida

En la investigación, vieron que los telómeros eran más cortos en niños con progeria y pensaban que si podían restaurar la longitud de los telómeros, tal vez podrían mejorar la función celular y su capacidad de dividirse y responder al estrés. "Todos tenemos erosión de los telómeros con el tiempo, y muchas de las cosas que les ocurren a estos niños a un ritmo acelerado ocurren en todos nosotros", ha señalado.

"Lo que hemos demostrado es que cuando invertimos el proceso de acortamiento del telómero en las células de estos niños y los alargamos, puede revertir muchos de los problemas asociados con el envejecimiento", ha explicado.

Para ello, los investigadores utilizaron una tecnología llamada terapéutica ARN. Fueron capaces de obtener las células para producir una proteína, llamada telomerasa, que puede extender y alargar el telómero.

Hicieron esto mediante la entrega de ARN a las células que codifican esta proteína. Esencialmente, dieron a las células la información que necesitaban para extender el telómero a través de un sistema de administración de ARN y dejar que las células hicieran el resto.

Tener esa proteína expresada en una célula durante unos pocos días fue suficiente para tener un efecto sustancial y fisiológicamente relevante y significativo sobre la vida útil y la función de las células.

Para Cooke ha sido una sorpresa ver tal efecto con una exposición a la telomerasa de ARN. "Lo más inesperado de nuestro trabajo fue el efecto dramático que la tecnología de extensión de telómeros tuvo en las células. No esperábamos ver un efecto tan dramático en la capacidad de las células de proliferar, podrían funcionar y dividirse más normalmente, y les dábamos vida extra, así como una mejor función", ha señalado.

El equipo de investigación también comparó su enfoque a nivel celular con las terapias actuales disponibles, y observaron que eran tan diferentes como la noche y el día. "Observamos muchos marcadores celulares del envejecimiento y no esperábamos ver un efecto tan dramático en ellos. Nuestro enfoque tuvo un efecto mucho mayor en todos los marcadores del envejecimiento celular", ha explicado Cooke.

"Hemos mejorado notablemente la capacidad de las células para multiplicar y revertir la producción de proteínas inflamatorias. Los marcadores de envejecimiento celular que se analizaron se invirtieron con el tratamiento en nuestro estudio", ha añadido.

El investigador ha explicado que quiere ver este enfoque convertido en algo útil y dice que van a hacerlo más rápido de lo esperado, en pocos años. "Como médico, muchas de las enfermedades que veo se deben al envejecimiento, es un importante factor de riesgo para enfermedades cardíacas y vasculares. Aproximadamente un tercio de las personas en este país sucumben a los derrames cerebrales y los ataques al corazón, si podemos solucionarlo, arreglaremos muchas enfermedades", ha afirmado.

El trabajo de Cooke es diferente de lo que otros están haciendo en el campo de la progeria, porque la mayoría de todos los demás se está centrando en la mutación genética de la progeria y la proteína anormal que resulta de esa mutación. El equipo de Cooke optó por concentrarse en el desarrollo de un método para extender el telómero en estos niños.

"Cuando ves a estos niños, son como todos los demás chicos, quieren jugar, quieren soñar, quieren crecer y ser algo genial. Pero ellos no pueden hacer eso, no tienen la oportunidad, eso solo es razón suficiente para seguir este enfoque", ha concluido el investigador, quien espera poder detener o ralentizar el envejecimiento acelerado para conseguir una terapia para estos niños.

Más noticias

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.