INTERNVENCIÓN EN EL HIPOTÁLAMO

INTERNVENCIÓN EN EL HIPOTÁLAMO

Investigadores españoles abren la vía para tratar definitivamente el sobrepeso

La vía de investigación probada con éxito en laboratorio consigue que a igual cantidad de alimentos consumidos se quemen más.

El investigador Miguel López
Junto a junto a su compañero Carlos Diéguez y un equipo de Cambridge han abierto la vía para tratar el sobrepeso. | EFE

Un equipo de investigadores españoles ha descubierto cómo mediante la manipulación de la acción de las hormonas tiroideas en el cerebro se puede modular el gasto energético sin alterar el patrón de ingesta de alimentos, lo que abre las puertas al que podría ser el tratamiento definitivo del sobrepeso.

Los doctores Miguel López y Carlos Diéguez, de la Universidad de Santiago de Compostela, en colaboración con el grupo del doctor Antonio Vidal-Puig, de la Universidad de Cambridge, han conseguido modular el peso de animales de laboratorio interviniendo en el hipotálamo, la parte del cerebro que controla la masa corporal.

Este descubrimiento ofrece nuevas posibilidades terapéuticas para poder desarrollar fármacos de control del peso para el consumo humano, pero para eso "se necesitan años de investigación", explicó el doctor Miguel López, quien recalcó que con roedores los resultados han sido "contundentes". Recordó que en el mercado ya existen fármacos de ese tipo pero unos han sido retirados por sus efectos secundarios y otros no son tan eficaces como esta nueva vía que, por lo visto en las pruebas de laboratorio, "funciona contundentemente y sin ningún tipo de efecto tóxico asociado: ni malestar ni reacciones adversas", dijo López.

La novedad consiste en aplicar por vía farmacológica o a través de inyecciones selectivas en zonas del hipotálamo virus con formas activadas o inhibidas de enzimas AMPK (emepe quinasa), que son las que modulan el metabolismo de las grasas en el cerebro, para que éste las interprete como una señal de saciedad. La clave está en que se modula el gasto y no la ingesta de la energía, con lo que se consigue que a igual cantidad de alimentos consumidos se quemen más, lo que propicia la pérdida de peso, aunque también se puede obtener el resultado contrario, ganar masa corporal, una opción atractiva para quienes padecen hipertiroidismo.

Tras siete años de investigación, el descubrimiento de los doctores López, Diéguez y Vidal-Puig abre una nueva puerta para combatir el sobrepeso, si bien habrá que esperar algunos años para ver si finalmente los resultados conseguidos con roedores son aplicables a humanos. De momento, este trabajo ha suscitado el interés en el ámbito de la medicina experimental, como lo refleja el que se le haya dedicado un artículo en la revista especializada 'Medicine nature'.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.