CON RESULTADOS MUY POSITIVOS

CON RESULTADOS MUY POSITIVOS

Un hospital argentino transforma el escáner infantil en una aventura extraterrestre para que los niños no lo teman

La aventura lleva a los niños del Hospital Garrahan, de Buenos Aires, a una mina abandonada, una cascada y un templo, entre otros lugares de la "ciudad perdida", hasta completar el mapa con el que guiarán a un extraterrestre a llegar a su cohete.

Un hospital infantil argentino convirtió su sala de resonancias magnéticas en una aventura para sus pacientes, que tendrán que ayudar a un extraterrestre a encontrar su nave espacial en la "ciudad perdida", una forma de ayudar a los pequeños a que pierdan el miedo a la prueba de diagnóstico, según cuenta el diario La Nación.

La aventura llevará a los niños del Hospital Garrahan, de Buenos Aires, a una mina abandonada, una cascada y un templo, entre otros lugares de la "ciudad perdida", hasta completar el mapa con el que guiarán a un extraterrestre a llegar a su cohete.

La iniciativa se denomina "Una aventura espacial" y está destinada a que descienda la cantidad de anestesias que se aplican a los niños para realizarles pruebas de resonancia. "Lo que nospreocupaba era la ansiedad que genera en los pacientes ingresar al resonador", dijo José Lipsich, coordinador del área de Diagnóstico por Imágenes del hospital.

El especialista explicó que los pacientes que entran sin anestesia a la prueba "a veces ingresan angustiados" y la resonancia "termina haciéndose con anestesia". El médico aseguró que decidieron "generar un ambiente distinto", pero no desde el aparato, sino "desde afuera", por lo que explicó que crearon este proyecto en el que se cuenta un "cuento" para que el paciente ingrese a la zona "entrando en una mina" y terminando "en un cohete espacial que es el resonador".

"Cada vez que se abre la puerta del resonador es 'guau', es la visión de los niños y de los padres", contó Lipsich, quien señaló que desde el hospital se atrevieron "a hacer algo diferente e innovador" que "va a dar muy buenos resultados". Lipsich afirmó que así mejorará el confort del niño y de su familia, y que el objetivo final es "encontrar un ambiente" sin "paredes blancas" que ayude a disminuir el número de anestesias aplicadas a los pacientes.

Escáner infantil en un hospital argentino | Diario La Nación

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.