MÁS DE LA MITAD DE LOS MÚSICOS SUFREN ALGUNA VEZ UNA LESIÓN DERIVADA DE SU PROFESIÓN

MÁS DE LA MITAD DE LOS MÚSICOS SUFREN ALGUNA VEZ UNA LESIÓN DERIVADA DE SU PROFESIÓN

La fisioterapia se impone, a buen ritmo, en las escuelas de música

Más de la mitad de los músicos sufren alguna vez, a lo largo de su carrera, una lesión derivada de su profesión. Por eso, los fisioterapeutas se hacen cada vez más hueco en las escuelas de música.

Las largas jornadas de ensayo con instrumentos musicales, a veces, pueden pasar factura. Por eso, el Colegio de Fisioterapeutas recuerda que para hacer arte no hay que sufrir.

Los pequeños lo reconocen: "a veces me duele el cuello, o los dedos..." dice un estudiante de violín. Por eso, en las escuelas de música, cada vez más las clases empiezan con movimientos para estirar las articulaciones y prepararlas para el posterior ensayo.

Las posturas forzadas durante un largo tiempo presionan de manera continuada los músculos. Esto hace que haya problemas en el cuello, el brazo, la muñeca y los dedos. Cada instrumento tiene su patología asociada, por eso hay que saber mantener la posición adecuada.

Hay que saber adaptar el instrumento al cuerpo, y potenciar con ejercicio y actividad física la musculatura que no estamos trabajando cuando ensayamos con el instrumento musical. Más de la mitad de los músicos sufren a lo largo de su carrera una lesión derivada de su profesión. Por eso, aprender desde pequeños es fundamental. La fisioterapia se impone, a buen ritmo, en las escuelas de música.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.