SEGÚN UN ESTUDIO DE LA FUNDACIÓN ESPAÑOLA DE SEGURIDAD VIAL

SEGÚN UN ESTUDIO DE LA FUNDACIÓN ESPAÑOLA DE SEGURIDAD VIAL

El consumo de café reduce el tiempo de reacción al volante

Tomarse un café antes de ponerse al volante mejora la capacidad de reacción de los conductores y los mantiene más centrados en la carretera. Es la principal conclusión de un estudio que analiza la relación entre tráfico y café. Pero hay que tener cuidado con la dosis, porque otro estudio advierte del peligro para la salud si bebemos más de cinco tazas al día.

Tomar un café antes de ponerse al volante espabila los sentidos y aumenta la capacidad de atención reduciendo el número de veces que pisaríamos una línea en carretera, salvándonos incluso de una salida de vía. Unos 20 minutos después de haber ingerido ese café, la cafeína empieza a hacer efecto en el conductor.

Una de las conclusiones más llamativas, a la vez que importantes, obtenidas de este ensayo, es que una taza de café rebaja el tiempo de reacción de quien lleva el volante. Se ha demostrado también que el café reduce la sensación de sueño durante un viaje, pero aquí no hay que llevarse a errores. Después de dos horas y media conduciendo, la fatiga comienza a aparecer y eso no hay café que lo remedie. Es, en ese momento cuando hay que parar a descansar.

Demostradas las ventajas de la cafeína, no hay por eso que abusar. Destacando incluso los beneficios para la salud, la ingesta de cafeína ayudaría, por ejemplo, a prevenir la acumulación de grasa y evitar también las obstrucción de las arterias del corazón.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.