TERAPIA DE EXPOSICIÓN

TERAPIA DE EXPOSICIÓN

Científicos estadounidenses consiguen reducir el miedo durante el sueño

Una investigación sobre el tratamiento de las fobias ha conseguido reducir la memoria del miedo en personas mientras dormían, siendo esta la primera vez que se manipula la memoria emocional del ser humano mientras duerme.

La falta de sueño afecta al deterioro cognitivo
La falta de sueño afecta al deterioro cognitivo | Internet

La memoria del miedo se redujo en las personas mediante la terapia de exposición una y otra vez mientras dormían, según una investigación, realizada por científicos de la Universidad de Northwestern, en Evanston, Illinois, Estados Unidos.

El hallazgo ofrece potencialmente una nueva forma de mejorar el tratamiento típico durante el día para las fobias a través de terapia de exposición añadiendo el componente nocturno. La terapia de exposición es un tratamiento común para la fobia que implica una exposición gradual al objeto o situación temida hasta que se extinga el miedo.

"Es un hallazgo novedoso", dijo Katherina Hauner, becaria postdoctoral en Neurología en la Escuela de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern. "Mostramos una pequeña pero significativa disminución en el miedo. El panorama general es que, tal vez, el tratamiento de las fobias se puede mejorar durante el sueño", agregó Hauner, quien hizo la investigación en el laboratorio de Jay Gottfried, profesor asociado de Neurología en Feinberg y autor principal del artículo.

Proyectos anteriores han demostrado que el aprendizaje espacial y motor de la secuencia de aprendizaje se pueden mejorar durante el sueño, pero se desconocía que las emociones se pueden manipular durante el sueño, recalcaron los autores del estudio, en el que participaron 15 sujetos humanos sanos.

Los participantes recibieron leves descargas eléctricas mientras veían dos caras diferentes, además de oler un olor específico (madera, clavo, zapatilla de deporte nueva, limón o menta) mientras visualizaban cada cara y eran sorprendidos, por lo que la cara y el olor se asociaron con el miedo.

Cuando un sujeto estaba dormido, se le expuso a una de las sustancias olorosas, pero en ausencia de las caras y sin sustos asociados. Esto se hizo durante el sueño de onda lenta, cuando se piensa que se produce la consolidación de la memoria. El sueño es muy importante para el fortalecimiento de nuevos recuerdos, según Hauner, también científico de investigación en el Instituto de Rehabilitación de Chicago, Estados Unidos.

"La exposición a un olor particular durante el sueño reactivó la memoria de la cara una y otra vez, algo que es similar al proceso de extinción del miedo durante la terapia de exposición", explicó Hauner. Cuando los sujetos se despertaron, fueron expuestos a dos caras y, al ver la cara relacionada con el olor al que habían estado expuestos a durante el sueño, sus reacciones de miedo fueron inferiores a sus reacciones de temor a la otra cara.

El miedo se midió de dos maneras: a través de pequeñas cantidades de sudor en la piel, similar a un detector de mentiras, y por medio de neuroimagen con fMRI (resonancia magnética funcional). Los resultados de fMRI mostraron cambios en las regiones asociadas con la memoria, como el hipocampo, y variaciones en los patrones de actividad cerebral en regiones asociadas con la emoción, tales como la amígdala. Estas modificaciones cerebrales muestran una disminución en la reactividad específica para la imagen facial asociada con el olor presentado durante el sueño.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.