MÁS APRECIADO QUE LAS CARNES TRADICIONALES

MÁS APRECIADO QUE LAS CARNES TRADICIONALES

La carne de caballo, un manjar en Asia Central

La carne de caballo, actualidad en la Unión Europea por el escándalo desatado al detectarse su presencia en productos etiquetados como vacuno, es en Asia Central y las regiones musulmanas de Rusia un manjar, más caro y apreciado que las carnes tradicionales. El kilo ronda los 18 dólares en Kazajistán, donde está considerada un manjar con propiedades dietéticas, que ayuda a reducir el colesterol e incluye gran cantidad de vitaminas, potasio, sodio, hierro y fósforo.

Platos con carne de caballo
Platos con carne de caballo | EFE

La carne de caballo, que hoy es actualidad en la Unión Europea por el escándalo desatado al detectarse su presencia en productos etiquetados como vacuno, es en Asia Central y las regiones musulmanas de Rusia un manjar, más caro y apreciado que las carnes tradicionales.

"Se parece a la ternera por el color y el sabor, pero hay que cocerla el doble de tiempo. Lo bueno es que apenas tiene grasa, por lo que se considera dietética", aseguró a Efe Gulnar Aldéshova, jefa de cocina del restaurante Aiser de Astaná, capital de Kazajistán.

En los hogares kazajos, uzbekos, tártaros o bashkirios esa carne, sea cocida o en embutido, se consume casi diariamente. "En los bazares kazajos la carne de caballo joven es mucho más cara que la ternera. Además, se considera más natural que el cordero, que es todo hueso y tiene poco que comer", añade la cocinera.

El kilo de carne de caballo puede rondar los 17-18 dólares, un alto precio para un habitante de esa república centroasiática, donde el caballo ocupa un lugar de honor desde tiempo inmemorial, ya que los kazajos, al igual que los legendarios mongoles, eran un pueblo nómada.

"No hay ningún kazajo al que no le guste la carne de caballo. Cada kazajo tiene, al menos, un caballo y los ricos tienen granjas con decenas de cabezas. Es una cuestión de prestigio", apuntó Aldéshova.

Con todo, no todos los equinos son iguales y en esta zona del mundo ceban especialmente para la matanza una raza de caballos, cuanto más jóvenes mejor (1-3 años), ya que acumulan menos grasa y la carne resulta mucho más blanda.

Los platos con caballo más populares son el beshbarmak, plato nacional en Kazajistán, y el kazí, el embutido hecho con carne magra y grasa del animal, que cuesta unos 25 euros el kilo en el mercado. Beshbarmak significa literalmente "cinco dedos", ya que así es como debe comerse y no con los tradicionales cubiertos.

A los uzbekos les encanta añadir rodajas de embutido de caballo al plov, su plato más célebre, que incluye arroz, cebolla, zanahoria e incluso uvas pasas. Según los especialistas, la de caballo es la carne que tiene más porcentaje de proteínas, en torno al 25 por ciento, además de que contribuye a reducir el índice de colesterol en la sangre e incluye gran cantidad de vitaminas, potasio, sodio, hierro y fósforo.

Por todo ello, es ideal para los deportistas, debido a su bajo contenido en grasa y su potencial en calorías, y también para las embarazadas, los anémicos y los niños, al ser rica en hierro y ser considerada un alimento dietético.

La carne de caballo tiene sus contraindicaciones: se desaconseja comerla cruda por el alto riesgo de triquinosis y salmonelosis. Las malas lenguas dicen que la "leyenda negra" de la carne de caballo tiene su origen en los soldados de Napoleón, que a su regreso de la fallida invasión de Rusia tuvieron que comerse sus propios caballos, mal trago que fue agravado por su infeliz ocurrencia de añadirle pólvora como especia para darle sabor.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.