INTERVENCIÓN EN LAS NOTICIAS DE LA MAÑANA

INTERVENCIÓN EN LAS NOTICIAS DE LA MAÑANA

El aceite de oliva puede reducir hasta un 66% los problemas de circulación

Un reciente estudio del CIBERobn sobre la relación entre el consumo de aceite de oliva y arteriopatía periférica señala que una intervención de educación dietética con abundante provisión de aceite de oliva extra-virgen obtiene una reducción relativa de riesgo del 66%. El doctor Beltrán considera que se trata del principal ensayo clínico de intervención dietética en España.

El estudio CIBERobn ha sido llevado a cabo por científicos españoles del Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición, liderados por los doctores Ruiz-Canela y Martínez-González, ambos Profesores de Medicina Preventiva de la Universidad de Navarra.

Según ha subrayado el doctor Beltrán, se trata del principal ensayo clínico de intervención dietética en España, uno de los mayores del mundo, acometido durante diez años sobre una muestra poblacional de cerca de 7.500 personas.

El estudio se publica en la revista de referencia en este ámbito y de impacto mundial JAMA (Journal of the American Association). Durante más de 4 años de intervención y seguimiento, el análisis se llevó a cabo en 2.529 participantes asignados a aceite de oliva virgen en comparación con un grupo de control de 2.444 participantes que recibieron educación para seguir una dieta baja en grasas.

"La arteriopatía periférica es una enfermedad en la cual las arterias de las  piernas se bloquean o se obstruyen. Las arterias normalmente son lisas en el  interior para permitir que la sangre fluya  libremente. A medida que pasan los años, las arterias a veces se obstruyen con placa. La placa está formada por colesterol y materiales grasos que engrosan, endurecen y pueden con el  tiempo bloquear las arterias. Puede que finalmente se acumule suficiente placa como para reducir el flujo de sangre y el oxígeno en las piernas", ha explicado.


Síntomas
El síntoma más común de la arteriopatía periférica es dolor, que empeora cuando se camina y desaparece cuando está en reposo. Por eso se denomina claudicación intermitente.

También pueden tener lugar tensiones, calambres, pesadez y debilidad intermitentes. En algunas situaciones los pacientes pueden desarrollar llagas o úlceras en los pies o piernas que no cicatrizan, infecciones o incluso gangrena. En casos graves y avanzados puede ser necesaria la amputación.

Cabe destacar que la presencia de arteriopatía periférica suele ser indicio de que la arteriosclerosis puede estar también presente en las arterias coronarias o cerebrales.En este sentido, el Dr. Beltrán ha puesto acento en la claudicación intermitente como síntoma más característico de la patología arterioesclerótica periférica.

"Se trata de un dolor en los grupos musculares distales debido a una obstrucción arterial crónica, generalmente en miembros inferiores, y que se desencadena por el ejercicio y desaparece en reposo. Por obligar a la persona que lo padece a detenerse durante la marcha y la desaparición subsecuente de la sintomatología, se ha denominado a la arteriopatia periférica, el síndrome o enfermedad del escaparate: estos pacientes caminarían deteniéndose a mirar los escaparates cada cierto tiempo, obligados por el dolor. En Argentina se le conoce como el "síndrome del mirador de vidrieras", ha matizado.

Hábitos de vida
Al ser preguntado el Asesor Médico de Atresmedia sobre qué condiciones aumentan el riesgo de padecer esta enfermedad y qué podemos hacer, dijo que existen ciertas condiciones y hábitos de  estilo de vida que aumentan el riesgo de  padecer arteriopatía periférica.

Estos  incluyen tabaquismo, diabetes, presión arterial alta, sobrepeso mayor a un 30 por ciento del peso ideal, dieta con alto contenido de grasas y colesterol.

"Más del 5 por ciento de la población mayor de 50 años sufre esta enfermedad", ha indicado el Dr. Beltrán, quien ha especificado que los principales tratamientos para la arteriopatía periférica son cambios en el estilo de vida, medicamentos y en ocasiones angioplastia para ensanchar el vaso sanguíneo.

Dependiendo de la gravedad puede ser necesaria una cirugía de derivación.Por eso es muy importante una dieta saludable para el corazón, baja en grasas, colesterol y sodio, ha destacado, ya que como demuestra el hallazgo de los investigadores del CIBERobn, la intervención dietética puede reducir significativamente el riesgo de arteriopatía periférica, también conocida como enfermedad vascular periférica.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.