ESTUDIO SOBRE EL EMPLEO TERRORISTA DE LAS REDES SOCIALES

ESTUDIO SOBRE EL EMPLEO TERRORISTA DE LAS REDES SOCIALES

Los yihadistas de Siria usan Facebook para cibersexo y para pedir dinero

Un estudio revela que hay terroristas desplazados en Siria que emplean Facebook y otras redes sociales para ligar con chicas, tener cibersexo y pedir dinero para 'la causa' que finalmente se acaban quedando ellos. Estas conclusiones se extraen del análisis de los perfiles de estos yiadistas en las redes sociales.

Conversación de Facebook en la que un yihadista pide dinero
Conversación de Facebook en la que un yihadista pide dinero | Instituto de Seguridad Global

Un estudio elaborado por Instituto de Seguridad Global (ISG) a partir de la monitorización de perfiles yihadistas en las redes sociales ha detectado casos de terroristas desplazados a Siria que usan este medio en Internet para ligar con chicas, tener cibersexo y también pedir dinero supuestamente para la causa que en realidad va para sus bolsillos.

"Algunos de los perfiles que sometemos a observación nos han causado alguna sorpresa en estos últimos meses", avanza José María Gil Garre, autor del informe. Según relata "jóvenes que en sus muros (de Facebook) transmiten su apego al rigorismo moral de la doctrina que dicen seguir, cuando operan de forma reservada por el servicio de mensajería de Messenger cambian esa conducta aparente para llevar una 'vida virtual' algo más licenciosa".

Insiste en que esas actitudes las compaginan con una actividad en la citada red social en la que "se proyectan como mujahidines o soldados de Alá, que no dudan en colgar vídeos donde las mujeres son sacrificadas y los hombres duramente castigados en caso de adulterio". "Ligan, hablan de sexo, intentan estafas o directamente buscan financiarse ellos o a sus actividades", dice el informe.

Un error

En relación a la 'vida virtual licenciosa', Gil Garre relata que algunos casos se detectaron por una casualidad, o por un error de comprensión por parte de algunos de los individuos observados: "éstos, al ver el segundo nombre propio (José MARIA) entendieron que era una mujer, lo curioso es que en algún caso fueron ellos mismos quienes comenzaron la interacción, con poco disimulo".

"En algún caso fueron ellos mismos quienes comenzaron la interacción, con poco disimulo"

"Hasta hubo quien se ofreció para matrimonio, que tendría que compartir con sus otras dos mujeres, siempre y cuando le mostrara una foto de mi rostro. Tras los primeros contactos debió fijarse mejor en el perfil y descubrió que había hecho una oferta matrimonial, digamos irónicamente, con escasas posibilidades de éxito", ironiza el investigador.

"Bastó 'darle carrete' a algunos para que afloraran intenciones libidinosas, promesas de matrimonio y conversaciones abiertas sobre sexo. En diferentes casos los chicos, además de ligar buscaban por una parte que viajara hasta Siria, utilizando para ello la vía de Alemania y Turquía", añade este investigador que en sus trabajos de monitorización de perfiles se presenta siempre con su propia identidad. Sus investigaciones luego las transmite a las fuerzas y cuerpos de seguridad.

"Hasta hubo quien se ofreció para matrimonio"

Situaciones terribles

Además, en el estudio se añade que es común que a la hora de ligar usen fotos de "mujahidines que resultan atractivos físicamente". Este método se ha mostrado muy eficaz, lo que ha derivado en "situaciones absolutamente terribles para chicas encaprichadas de unos individuos a los que ni siquiera conocen".

En esa trampa, según ISG, han caído chicas de España, Francia, Alemania, Austria o Noruega, entre otros países que han respondido positivamente y han viajado hasta Siria. "En muy pocas ocasiones las chicas han regresado y en los casos en los que se ha obtenido alguna información ha sido para comunicar que están embarazadas", advierte el estudio.

"En muy pocas ocasiones las chicas han regresado"

En cuanto al uso de Facebook como medio para solicitar financiación el informe se limita a "constatar la existencia de estos métodos que sirven para obtener, bien pequeñas cantidades para los mujahidines que operan en las redes sociales o bien para dirigir realmente el dinero a las estructuras terroristas". Subrayan que esta situación no se da sólo en casos de terroristas de Siria o Irak, sino también en miembros de grupos radicales que operan en Africa.

"Allí acabó cualquier tonteo"

Para el informe, estos aspectos no son una cuestión menor ya que demuestra como "del fervor cuasi religioso y místico del mujahidin que responde a un yihad convocante, se pasa a la frustración al cabo de unos meses cuando han observado o, incluso, se han visto implicados en acciones violentas".

"Allí se acabó cualquier tonteo con chicas, se acabó el fumar, se acabó el tomar alguna cerveza distraída y se terminó ver el fútbol", advierte Gil Garre. Esta realidad da pie a una constante entre quienes se desplazan a Siria o Irak para combatir, un desencanto que deriva en un intento de regresar a sus países de origen.

"Se terminó lo de ponerse un bañador y zambullirse en la piscina o el mar, si lo hacen han de tener el torso cubierto y los pantalones -al menos- han de taparles las rodillas".

"Se habla mucho de los 'salarios' que paga el Estado Islámico a los mujahidines que acuden a luchar en Siria e Irak, pero lo cierto es que nos hemos encontrado con perfiles, perfectamente ubicados en Siria, que piden dinero que supuestamente será entregado a la financiación de las actividades de solidaridad, creemos que va a sus bolsillos", afirma ISG, que aclara que "de ninguna de las maneras" ha llegado a hacer pago alguno.

En el caso de los mujahidines que plantean que se les envíe el dinero a Siria, cuando se les indica que eso es imposible desde Europa debido a la situación del país, entonces lo que proponen es que se les envíe a una determinada oficina de transferencias en Turquía, en donde el dinero será recogido por una persona concreta, de la que facilitan los datos para que la recogida de envío pueda efectuarse.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.