SEGÚN INFORMAN MEDIOS LOCALES

SEGÚN INFORMAN MEDIOS LOCALES

La vicepresidenta de Korean Air impide un despegue porque le sirvieron mal unos frutos secos

Cho Hyun-ah, vicepresidenta de Korean Air e hija del presidente de la aerolínea, ordenó al comandante regresar a la puerta de embarque para expulsar a una azafata debido a que ésta le sirvió unos frutos secos sin preguntar y en una bolsa de plástico cerrada en lugar de hacerlo en un plato.

Cho Hyun-ah, vicepresidenta de la mayor aerolínea de Corea del Sur, Korean Air, expulsó de un avión a punto de despegar a una azafata por servirle incorrectamente una bolsa de aperitivos, revelaron los medios surcoreanos.

El suceso, que ha generado una enorme polémica en Corea del Sur, ocurrió en el aeropuerto JFK de Nueva York, cuando el avión estaba a punto de despegar y la temperamental Cho Hyun-ah, hija del presidente de la aerolínea, ordenó al comandante regresar a la puerta de embarque para expulsar a una azafata.

El motivo de la acción disciplinaria fue que la azafata le sirvió los frutos secos sin preguntar y en una bolsa de plástico cerrada en lugar de hacerlo en un plato, lo que despertó la ira de la hija de Cho Yang-ho, presidente de esta línea aérea fundada en 1969 y cuyo lema es 'Excelencia en el vuelo'.

La acción de Cho Hyun-ah, de 40 años y también conocida por su nombre anglosajón "Heather", provocó un retraso en el despegue del vuelo, que llegó 11 minutos tarde al aeropuerto surcoreano de Incheon, al oeste de Seúl, según informó el diario Hankyoreh y más tarde reconoció la propia compañía. La vicepresidenta de Korean Air ha sido blanco de numerosas críticas de los medios y los internautas surcoreanos, que han tachado su actitud de "abusiva" y "arrogante", entre otros calificativos.

Por su parte, el Gobierno de Corea del Sur podría abrir una investigación para determinar si la acción de Cho ha violado las normas de seguridad en la aviación, según indicó un funcionario del Ministerio de Transporte a la agencia local Yonhap. La fuente aseguró que se trata de un suceso "sin precedentes" y recordó que a bordo de un avión la tripulación de cabina solo puede recibir órdenes del comandante, y en teoría la vicepresidenta de la aerolínea es solo una pasajera más.

De este modo, el Ejecutivo podría tomar medidas disciplinarias contra la compañía, aunque estas se limitarían probablemente a un aviso, según adelantó la agencia surcoreana. Korean Air Lines, cuya flota suma unos 160 aviones, es uno de los conglomerados familiares o "chaebol" -los más representativos son Samsung y Hyundai- que ostentan un elevado poder político y económico en Corea del Sur.

Los tres hijos del presidente de la aerolínea (Hyun-ah, Won-tae y Hyun-min) fueron ascendidos a vicepresidentes a principios del año pasado, y de ellos Heather es la responsable de los servicios al cliente y las comidas en los vuelos.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.