NO QUIEREN PERDER TURISTAS

NO QUIEREN PERDER TURISTAS

Turquía, consternada y de luto por el atentado que mató al menos a 41 personas

Durante toda la noche, se ha trabajado a contrarreloj en el aeropuerto para dar la imagen de que la industria turística no para, a pesar de los atentados. Un día después ya empiezan, los homenajes y los funerales.

Turquía ha amanecido consternada y horrorizada tras el atentado suicida perpetrado anoche por supuestos yihadistas del grupo Daesh en el aeropuerto internacional de Estambul, que causó al menos 41 muertos, entre ellos 13 extranjeros, y 239 heridos.

En un comunicado, la oficina de Gobernación de Estambul precisó que se han identificado hasta ahora 37 de las víctimas mortales, de las que diez son extranjeras y tres tienen doble nacionalidad.

En la morgue los familiares buscan una explicación al atentado que sacudió este aeropuerto. Los trabajadores reparan techos, limpian, sustituyen cristales para borrar esta huella, la del terrorismo.

Turquía no quiere asustar al turismo, por lo que trabajan para que el aeropuerto, el tercero más transitado de Europa, esté a punto. Han reabierto las terminales y aumentado la presencia policial. Los helicópteros sobrevuelan los alrededores y los controles se han intensificado aún más.

Entre caras de preocupación los pasajeros hacen cola para coger sus vuelos aunque se han encontrado con retrasos y cancelaciones.

El país depende del turismo y con este atentado las reservas ya han caído en picado. Por eso Turquía se esfuerza en demostrar que es un país seguro.

Más noticias

Los mas vistos

Amstel Oro

El Pelotari y La Fallera

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.