ACCESO AL AGUA EN EL MUNDO

ACCESO AL AGUA EN EL MUNDO

Un total de 663 millones de personas no tienen acceso al agua potable y 2.400 millones no tienen retrete

Un total de 663 millones de personas en todo el mundo carecen de un acceso mejorado a fuentes de agua potable en el mundo, lo que equivale a decir uno de cada diez ciudadanos, al tiempo que unos 2.400 millones de individuos siguen sin instalaciones mejoradas de saneamiento, es decir retretes o letrinas, según el asesor de la Comisión Europea en política de agua Gonzalo Delacámara.

Un joven bebiendo agua de una fuente
Un joven bebiendo agua de una fuente | EFE

Con motivo de la celebración este martes del Día Mundial del Agua, Delacámara ha subrayado que en el mundo hay más ciudadanos con teléfono móvil que los 4.430 millones de personas con acceso a un retrete. "Estamos equivocando las prioridades a nivel colectivo", ha advertido.

Pese a estos datos, ha destacado que desde 1990 se han producido avances, ya que 2.600 millones de personas han conseguido acceder al agua potable, por lo que se ha pasado de una cobertura del 76 al 91 por ciento.

Además, ha recordado que se estima que la escasez de agua podría afectar en 2035 al 40% de la comunidad internacional y 1.700 millones de personas que viven en cuencas cerradas, donde la disponibilidad de recursos a largo plazo ya supera la demanda actual, es decir, con balance negativo.

"1.800 millones de personas consumen agua contaminada por aguas fecales"

También ha indicado que 1.800 millones de personas consumen agua contaminada por aguas fecales, ya que más del 80 por ciento de las aguas residuales va a ríos o mares sin tratamiento previo. De este modo, cada día mueren 1.000 niños por enfermedades relacionadas con el agua, ya que más del 80% de las aguas residuales se vierte a ríos o mares sin tratamiento.

En total, el 70% de las muertes relacionadas con desastres naturales se debieron a inundaciones y otras catástrofes relacionadas con el agua. "Muchas veces culpamos al clima o al tiempo meteorológico, cuando la evidencia es que estos problemas se producen donde existe un problema a la hora de gobernar el agua", ha reflexionado.

Grandes desequilibrios en España
En el ámbito nacional, ha denunciado los "desequilibrios" que se están creando en materia de agua, donde la economía del agua mejora, pero se pone en riesgo el sistema. Esto, según Delacámara, es común al sur de España, de Italia o de Grecia y ha recordado que en Australia no se cambió la gestión del agua hasta que pasó por una sequía de 14 años.

De este modo, ha cuestionado que en las zonas áridas o semiáridas de España, como Almería y el resto del sureste peninsular, el modelo de desarrollo es de turismo intensivo, lo que, por un lado contribuye a generar riqueza y renta, pero donde se genera un problema en materia de agua, porque estos turistas se concentran en unos meses al año y, tras mejorar la economía, ponen en riesgo el sistema hídrico.

"En esos países el agua es un reto y una oportunidad. El experto ha recordado que el riego supone dos tercios del agua del país, el 70% y, de este porcentaje, el 10% del agua de riego genera el 90% de la agricultura. Frente a este dato, en las zonas de agricultura extensiva, hay valores añadidos muy bajos.

Es decir, hay agriculturas en las que se usa muy poco agua y se producen frutas y hortalizas, con gran valor de mercado, como en Murcia o Almería. Sin embargo, el agua de consumo de los ciudadanos supone menos del 10% del total.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.