SON ATRAÍDOS POR EL NIVEL DE VIDA

SON ATRAÍDOS POR EL NIVEL DE VIDA

Un tercio de los yihadistas marroquíes podrían proceder de los alrededores de Ceuta

Un estudio revela que aproximadamente un tercio de los nuevos yihadistas marroquíes que se han unido a grupos extremistas en Siria e Irak proceden del extremo norte del Marruecos, en los alrededores de la ciudad española de Ceuta.

Miembros del Daesh de Irak
Miembros del Daesh de Irak | EFE

El estudio del Observatorio del Norte de Derechos Humanos (ONDH), uno de los más completos sobre el fenómeno yihadista, ha sido elaborado durante un mes, y ha seguido 30 casos (28 hombres y 2 mujeres) durante su incorporación a la yihad en la región de Irak y Siria, mediante contacto directo o a través de sus familiares y amigos así como de sus cuentas en las redes sociales.

El 74 % de los casos de estudiantes proceden de barrios marginales

De estos 30 casos, siete terminaron falleciendo "en combate" en la región, uno volvió a Marruecos y el resto siguen allí.

El presidente de la ONDH, Mohamed Benaisa, aseguró que entre 400 y 500 combatientes marroquíes que se incorporaron a la yihad de estos dos países, proceden de Tetuán, Mediaq (Rincón) y Fnideq (situada junto a la frontera de Ceuta), lo que representa prácticamente un tercio de los 1.500 marroquíes que, según cifras oficiales, combaten actualmente en Siria e Irak.

El estudio subraya que los grupos extremistas en estos focos de tensión atraen a jóvenes de entre 15 y 25 años, más de la mitad tienen un nivel de estudios primario y ejercían oficios precarios antes de irse a la yihad (ayudantes de comerciantes, contrabandistas de mercancías diversas en Ceuta, vendedores ambulantes, etc).

El 74 % de los casos de estudiantes proceden de barrios marginales (Brarik y Knidsa en Castillejos; los barrios Ahriq y Al Aghras en Martil; Yamea Mezuaq y la medina de Tetuán) frente a un 23 % pertenecientes a la clase media.

Existe una gran atracción por el salario y el nivel de vida que ofrece EI

La mayoría de los casos estudiados eran personas aisladas, introvertidas y pocos integradas socialmente, apunta el estudio, señalando testimonios de los familiares de éstos.

El estudio distingue entre una "primera generación" de combatientes (salafistas impregnados por la ideología de Al Qaeda) que se unieron a la yihad un poco después de la revolución Siria en 2011 impulsados por un afán de hacer la yihad y combatir al régimen de Bachar al Asad. Y una "segunda generación" de combatientes que se unieron a la yihad en Siria e Irak entre 2013 y 2014 -que representan el 60 % de los casos- captados tras un contacto con las células de reclutamiento a través de las redes sociales. Este segundo grupo, constata el estudio, fue atraído más bien por factores "mundanos", ya sea por la imagen de "héroes" que tienen algunos yihadistas, o por la imagen "acomodada" que transmiten a través de sus grabaciones en automóviles, mansiones o restaurantes "ocupados" por los yihadistas.

El estudio sostiene que para los jóvenes salidos de medios muy humildes, ha habido una atracción material plasmada en primer lugar por el "salario" que el EI ofrece a sus militantes.

Incluso muchos de los familiares han reconocido sentirse aliviados al saber que sus parientes gozan de "buenas condiciones" de vida, según las fotos que colocan en las redes sociales.

El Estado Islámico (EI) pasó a ser a fines de 2013 el destino predilecto de los combatientes marroquíes, subrayó el estudio, por ser el que mayor presencia tiene sobre el terreno, el más activo a nivel mediático, por los sueldos que ofrece, a lo que se añade su "carácter salvaje" y su proclamación de un califato que lo hace más creíble a ojos de estos jóvenes.

Anteriormente, el Movimiento Cham al Islam fundado por el marroquí Ibrahim Benchekrun, y el Frente Al Nusra (leal a Al Qaeda) fueron los dos movimientos que más marroquíes atraían al comienzo de la revolución siria, antes de la creación del Estado Islámico (EI) por parte de Abu Bakr al Bagdadi y la muerte de Benchekrun.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.