QUERÍA QUE MURIERA

QUERÍA QUE MURIERA

Rescatan vivo a un bebé tres días después de que su madre lo enterrara para ocultarlo

La mujer dejó a su hijo en una fosa improvisada porque, según confesó después, tenía miedo de que sus padres no aprobara al nuevo miembro de la familia.

Bebé rescatado con vida en Sudáfrica
Bebé rescatado con vida en Sudáfrica | Mirror

La vida ha dado una segunda oportunidad a un bebé recién nacido al que su propia madre había condenado a muerte. La mujer, una sudafricana de 25 años, decidió enterrarlo vivo en una fosa improvisada junto a una fábrica de madera.

Allí estuvo tres días, hasta que sus quejidos alertaron a los trabajadores. El pequeño pudo sobrevivir gracias a que la madre no arrojó demasiada arena sobre él.

Cuando la policía la detuvo en la provincia de KwaZulu-Natal, la mujer confesó los hechos. Afirmó que había cometido esta atrocidad porque tenía miedo de que su familia no aceptara otro bebé en la casa.

El pequeño fue ingresado en el hospital, donde se está recuperando, según informa 'Mirror'.

Seguro que te interesa

Más noticias

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.