LAS NIÑAS TAMBIÉN SON VÍCTIMAS

LAS NIÑAS TAMBIÉN SON VÍCTIMAS

El reclutamiento de niños soldado sigue presente en 18 países

ONGs denuncian que hoy en día existen por lo menos 18 países en todo el mundo que recultan a niños soldado y a niñas, que son utilizadas como esclavas sexuales. El conjunto de ONGs ha enumerado todos los países en los que se sufre esta realidad.

Denuncian el uso de niños soldado en 18 países
Denuncian el uso de niños soldado en 18 países | EFE

Un grupo de ONG ha denunciado este miércoles que todavía, en 2015, al menos 18 países de todo el mundo siguen reclutando niños soldado, según los datos de Naciones Unidas, a lo que hay que sumarle el reclutamiento de niñas para ser usadas como esclavas sexuales.

"No sólo en Siria y República Centroafricana, donde el conflicto se ha recrudecido, sino también Afganistán, Colombia, Costa de Marfil, Filipinas, Irak, Líbano, Malí, Nigeria, Birmania, Pakistán, Somalia, Sudán del Sur, Sudán, República Democrática del Congo, Tailandia y Yemen se vive esta realidad", han enumerado las ONG. Además, un año más, las organizaciones Alboan, Amnistía Internacional (AI), Entreculturas, Fundación el Compromiso y Save the Children, han recordado que también las niñas son víctimas de esta realidad en que, además de obligarlas a combatir, son utilizadas como esclavas sexuales y forzadas a casarse.

El reclutamiento de menores soldado es una práctica prohibida por el Protocolo facultativo de la Convención de Derechos del Niño, una herramienta que debería asegurar que ningún niño o niña sea utilizado como soldado. Aun así, según denuncian las ONG, alrededor de 51 grupos armados reclutan a menores.

Entre estos grupos, documentados por Naciones Unidas, destacan: Boko Haram, en Nigeria; Séléka y 'antibalaka' en República Centroafricana; Al Shabaab en Somalia; el Estado Islámico en Irak y Siria, o las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

UNIRSE DE MANERA "VOLUNTARIA"
Las organizaciones han explicado que existen factores que pueden influir para que un niño o una niña decida ser un miliciano más de manera "voluntaria". En algunos países, unirse a un grupo armado se ve como una salida de la pobreza extrema y que pone fin a su búsqueda de un trabajo y a la inseguridad, ya que las milicias pueden proporcionarles protección, comida y una familia cuando son huérfanos.

Es el caso de Pierre, un ex niño soldado de 17 años de República Democrática del Congo que se unió dos veces a un grupo armado. "No tenía nada que hacer. Me prometieron comida, trabajo y una carrera militar", ha explicado. Finalmente pudo abandonar los grupos para asistir a clases de formación profesional en uno de los campamentos de desplazados. "Ahora puedo aprender carpintería y tal vez vender algunas cosas", ha dicho esperanzado.

LAS NIÑAS EN EL CONFLICTO ARMADO
En 2013, Naciones Unidas detectó que al menos siete de los 18 países que reclutan menores (Colombia, Filipinas, República Centroafricana, Somalia, Sudán, República Democrática del Congo y Tailandia), también utilizan a niñas.

A pesar de que fundamentalmente son usadas como esclavas sexuales y para organizar matrimonios forzados, el grupo de ONG ha denunciado que también son adiestradas para la guerra tras haber sido reclutadas o secuestradas."Esta igualación en las armas y la utilización de la violencia no supone, sin embargo, que queden libres de abusos y violencia sexual, ni de el estigma y la desvaloración por ser niñas, así como de posibles rechazos en el contexto familiar en el momento de su reintegración", han alertado.

Cristal tenía 16 años cuando se unió al grupo armado de Séléka, en República Centroafricana, después de que se llevaran detenido y maltrataran a su hermano mayor. "Si no me unía, no hubieran liberado a mi hermano mayor", ha explicado. "Antes de que comenzara el conflicto, yo iba a la escuela, pero desde que estalló la violencia no tenía nada que hacer", ha añadido.

Ahora Cristal se ha dado cuenta de los horrores que ha tenido que vivir como niño soldado. "No es algo bueno para un niño. Verá sangre, personas decapitadas, verá muerte, y todo eso tendrá consecuencias psicológicas en él", ha asegurado.

Esclavitud y violencia sexual, matrimonios forzados, y problemas de salud son solo algunas de las violaciones que sufren las niñas.

De acuerdo con Naciones Unidas, la mayor parte de las niñas reclutadas en la República Democrática del Congo eran sometidas a esclavitud sexual. En Sierra Leona un 60 por ciento de ellas se convirtieron en "bush wives" (esposas de la selva), un hecho que también se ha documentado en Liberia o Angola o en Colombia, obligando a casarse a las menores con comandantes de las FARC.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.