CAMPAÑA A TRAVÉS DE INTERNET

CAMPAÑA A TRAVÉS DE INTERNET

Piden traer a España a Osman, un niño afgano con parálisis cerebral que llegó al campo de refugiados de Idomeni

Tiene 7 años e intenta sobrevivir en Idomeni junto a sus padres y sus dos hermanos. Debido a su enfermedad, está muy débil y necesita de un tratamiento que allí nunca podrá conseguir. Por eso, un grupo de voluntarios intenta reunir firmas con las que pedir que esa familia sea acogida en España y que Osman reciba una buena asistencia sanitaria.

El pequeño Osman junto a uno de sus hermanos
El pequeño Osman junto a uno de sus hermanos | change.org

En el campo de refugiados de Idomeni, en la frontera de Grecia con Macedonia, 4.000 niños permanecen 'atrapados' con sus familias. Uno de ellos es Osman, de 7 años. Llegó el pasado 10 de abril procedente de Afganistán junto a sus padres, Mohamad y Palwasha, y sus hermanos Jamil, de 9 años, y Monir, de 8. Y su historia conmovió pronto a un grupo de voluntarios españoles: el pequeño sufre parálisis cerebral y, pese a toda la tragedia, él sonríe. Pero, en realidad, se trata de una lucha por la supervivencia.

Las condiciones en Idomeni son de absoluta adversidad para Osman. Por eso, ese grupo de voluntarios españoles promueve una iniciativa para que el niño sea trasladado a España y pueda recibir una buena asistencia sanitaria. En change.org, intentan sumar firmas para que el Gobierno otorgue a su familia ayudas básicas, como esa acogida y también que sea realojada en una vivienda superior a los dos o tres metros cuadrados que tiene su tienda actual. 

Según les han explicado sus padres, Osman comenzó a enfermar cuando apenas tenía un año tras unas fiebres. Ahora, el pequeño "sufre constantes crisis, espasticidad (una enfermedad que afecta al sistema nervioso y hace que algunos músculos estén contraídos permanentemente), problemas respiratorios y desnutrición". Además, sólo se alimenta con pequeñas cantidades de leche con cereales para no atragantarse, por lo que ha perdido 4 kilos en un mes; ahora sólo pesa 8 kg. y mide 90 centímetros.

Los promotores de la iniciativa de traer a Osman a España han explicado que, entre los logros que los voluntarios han hecho para él en el campo de refugiados, le han regalado una silla de ruedas 'adaptada' para que pueda salir al exterior de la tienda de campaña con sus hermanos. También han conseguido para la familia un habitáculo más grande que el que tenía.

Sin embargo, el tiempo corre en contra de Osman. Ernesto Almagro, de Bomberos en Acción y uno de los voluntarios que está cuidando de Osman, ha reconocido que "si no tiene unas condiciones dignas y un hospital cerca, se morirá sin tardar mucho, seguro".

Los mas vistos

Xtreme Cities

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.