EL CASO DESATÓ LA INDIGNACIÓN EN EL PAÍS

EL CASO DESATÓ LA INDIGNACIÓN EN EL PAÍS

Pena de muerte para cuatro acusados por linchar a un menor en Bangladesh

Samiul Rajon, de 13 años, fue agredido por un amplio grupo de personas tras ser acusado de robar, y falleció a causa de una hemorragia cerebral con más de sesenta heridas en su cuerpo. Un tribunal de Sylhet, donde sucedió el hecho, ha condenado a cuatro personas a muerte por el linchamiento del menor.

Un tribunal de Bangladesh condenó a muerte a cuatro personas y a seis más a distintas penas por el caso de linchamiento de un niño, ocurrido el pasado julio en el norte del país, que causó gran revuelo tras convertirse un vídeo de la tortura que sufrió en un fenómeno viral, informaron medios locales. Un tribunal de la ciudad septentrional de Sylhet, donde sucedió el hecho, les condenó en virtud de los cargos de asesinato y ocultación de pruebas por la muerte de Samiul Rajon, de 13 años.

Entre los condenados a muerte figura Kamrul Islam, quien tras el crimen huyó a Arabia Saudí y posteriormente fue extraditado por las autoridades de ese país, mientras que uno de los convictos, identificado como Zakir, se halla en paradero desconocido, según el diario The Daily Star. Aparte de las penas capitales, la corte falló en el veredicto cadena perpetua para otro acusado, distintas condenas de prisión para cinco más y absolvió del delito a tres imputados.

Rajon fue agredido por un amplio grupo de personas tras ser acusado de robar, y falleció a causa de una hemorragia cerebral con más de sesenta heridas en su cuerpo, según los resultados de la autopsia. Los agresores grabaron un vídeo de 28 minutos que colgaron en Facebook, en el que se aprecia cómo el niño es golpeado con una especie de porra en repetidas ocasiones y en diferentes partes mientras está atado a un poste en una estación de autobuses.

El caso desató importantes movilizaciones de repulsa en Bangladesh e incendió las redes sociales durante varios días. Otra corte bangladesí, de la ciudad meridional de Khulna, también sentenció hoy a muerte a dos personas por otro caso similar, relativo al fallecimiento de un niño de 13 años, Rakib, al que los agresores mataron el pasado agosto tras introducir aire en su recto con una bomba, según medios locales.

Los linchamientos a ladrones y el maltrato a menores no son una práctica infrecuente en Bangladesh, donde al menos unos cinco millones de niños trabajan, muchos en condiciones precarias, para contribuir a dar sustento a sus familias, según datos de Unicef y el Buró de Estadísticas.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.