EN IOWA (EEUU)

EN IOWA (EEUU)

Una peluquera se niega a rapar a una adolescente deprimida y le devuelve la sonrisa arreglándole el pelo

La joven había perdido la confianza en sí misma y llevaba incluso años sin peinarse. Había decidido raparse pero la peluquera que la atendió se preocupó por su caso y durante dos días trabajó para que volviera a lucir un cabello perfecto y volviera a sonreír.

Estado del pelo con el que llegó la adolescente deprimida
Estado del pelo con el que llegó la adolescente deprimida | Facebook: Kayley Olsson

Hay quien va a la peluquería por simple rutina, muchos para verse mejor... y hay a quien le cambia la vida. Es lo que le sucedió a una adolescente, de 16 años, de Iowa (EEUU). Y se lo debe a una peluquera que, en vez de hacerla caso y raparla, se preocupó por ella y por su historia.

La chica llegó a las manos de la peluquera Kayley Olsson con la intención de raparse el pelo, ya que lo tenía completamente enmarañado e imposible de peinar. No obstante, antes de coger las tijeras, la profesional supo el motivo: la joven sentía que no valía nada y carecía de confianza en sí misma. Llevaba años deprimida. Por eso, había dejado de preocuparse de sí misma y de cuidarse.

A Kayley su historia le rompió el corazón y decidió ayudarla. Se negó a raparle el pelo y, en su lugar, pasó trece horas de los dos días siguientes tratando de arreglar el cabello a la adolescente para que luciera bonito para las fotografías del colegio. El resultado lo publicó en sus redes sociales y, en las respuestas, ha recibido todo tipo de elogios tanto por su trabajo como por la generosidad de su gesto.

"Es una de las experiencias más duras que he escuchado", ha reconocido Kayley sobre la joven, en declaraciones que recoge Mirror. "La chica tocó fondo hasta el punto de que ni quería peinarse", ha explicado. La adolescente, cuya identidad no se ha dado a conocer, le contó que durante años sólo tenía fuerzas al despertarse para ir al salón.

"La salud mental es importante, afecta a todas las personas en el mundo y de todas las edades. Padres, tomadlo en serio: un niño nunca debería sentir que vale tan poco que ni siquiera saque ganas para peinarse", ha remarcado. Para esta peluquera, la de esta chica es una historia que debe "servir de lección a la gente".

Como muestran las fotos, el cambio del pelo de la adolescente fue total y asombroso. "Logramos que esta chica preciosa sonriera y sintiera que vale", resume.

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.