EN UNA REGIÓN DEL NORTE DE ALEMANIA

EN UNA REGIÓN DEL NORTE DE ALEMANIA

El partido de Merkel pide obligar a consumir carne de cerdo en comedores públicos

Polémica por la carne de cerdo en una región del norte de Alemania gobernada por socialistas y verdes. Esta carne, la más consumida en el país, ha empezado a ser eliminada del menú de guarderías y colegios públicos para no ofender a la minoría musulmana. Por ello, el partido de la canciller Angela Merkel se opone a la medida, y anuncia que presentarán iniciativas parlamentarias para que el cerdo no desaparezca de esos menús.

La Unión Cristianodemócrata (CDU), el partido de la canciller alemana, Angela Merkel, quiere hacer obligatorio en el "Land" de Schleswig-Holstein el consumo de carne de cerdo en los comedores de la administración y de los colegios públicos.

La propuesta ha desatado las críticas del resto de grandes formaciones en el parlamento regional -los socialdemócratas, Los Verdes y los liberales- pues la entienden ligada a la llegada en los últimos meses de un gran número de refugiados musulmanes, que no comen carne de cerdo.

En un escrito remitido por el grupo parlamentario de la CDU, primera fuerza de la oposición, se exige al gobierno regional que haga todo lo necesario para que "en los comedores de las oficinas públicas, como en los de las guarderías y colegios, se siga manteniendo en la oferta alimentaria la carne de cerdo".

El jefe del grupo parlamentario de la CDU en Schleswig-Holstein, Daniel Günther, mostró, en declaraciones al diario "Lübecker Nachrichten", su preocupación porque "cada vez más comedores, guarderías y colegios estén retirando la carne de cerdo de su oferta para respetar las creencias religiosas".

Sin embargo, el partido aseguró posteriormente que se trata de una propuesta para asegurar "una alimentación sana y equilibrada" y que no se trata de una medida para hacer obligatoria la carne de cerdo. El responsable de Agricultura en Schleswig-Holstein, Robert Habeck, aseguró no compartir en absoluto la propuesta de la CDU, además de considerar que no es competencia del gobierno regional legislar en este ámbito.

"No comparto en absoluto el recorte de valores constitucionales a cambio de obligar a costillas o carne picada", señaló. La polémica por la carne de cerdo ha evocado la controversia que generó en 2013 una propuesta electoral de Los Verdes, que abogaron por instaurar los viernes vegetarianos, una apuesta que les granjeó ataques.

El estado federado de Schleswig-Holstein está gobernado desde 2012 por una coalición de socialdemócratas, verdes y un pequeño partido regional, y tiene a la CDU como mayor partido de la oposición, con el mismo número de escaños que el Partido Socialdemócrata (SPD), 22.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.