NO PUEDEN ACERCARSE A LOS CEMENTERIOS

NO PUEDEN ACERCARSE A LOS CEMENTERIOS

Una pareja en York decoraba su casa con adornos que robaban en cementerios

Una pareja profanó varias tumbas en cementerios de la zona en York y decoró su casa con piezas que tenían un valor sentimental. Fueron descubiertos después que una mujer viera una corona de flores de su madre colgando en la casa de los acusados.

Sean Jefferson
Sean Jefferson | Daily Mail

Una pareja en York Inglaterra decoraba su piso con adornos que personas dejaban como homenaje en las lápidas de sus seres queridos fallecidos. Sean Jefferson, de 45 años, y Elizabeth Jowitt, 37, saqueaban las tumbas en los cementerios de la zona y se llevaban las guirnaldas, farolillos, juguetes y otras piezas conmemorativas.

De acuerdo a la publicación de Daily Mail, las autoridades se percataron de la situación luego de que una mujer denunciara que vio una corona de flores en forma de corazón que era para su madre colgando en su casa. Por lo que la policía allanó la residencia de la pareja y econtraron más artículos robados.

Jefferson y Jowitt se declararon culpables de dos cargos de posesión de bienes robados en la Corte de Magistrados de York. Los acusados no cumplirán una pena en prisión, pero tiene un toque de queda de 47 semanas y una orden de alejamiento que les prohíbe acercarse a los cementerios de la zona York por tiempo indefinido. Además el juez les ordenó a pagar £ 340 por los costos judiciales y un recargo £ 60.

Algunos de los artículos robados se encontraban en las tumbas de bebés o de personas que habían luchado contra en el cáncer.

Uno de los casos es el del Kia Carlton, de 26 años, quien dijo que se sentía bastante mal por la muerte de su hija Telan con 11 meses de nacida y que la desaparición de objetos de la tumba era "preocupante". Muchos de los artículos que se perdieron eran juguetes que el hermano de la bebé había hecho con sus propias manos.

Un conductor de camión retirado también fue uno de los afectados. Su mujer había muerto en noviembre de 2013 después de "una larga y valiente lucha contra el cáncer". El hombre de 61 años dijo: "Me sentí mal del estómago para encontrar a alguien podría ser tan cruel.

La magistrado que llevó el caso, JP Penny Curry dijo calificó el crimen de despreciable y dijo que ha tenido un efecto desvastador, mientras que Pete McFarlane, de la Policía York, agregó: "Estos artículos tienen claramente un gran valor sentimental para la familia afectada por el robo y son profundamente molesto de que alguien pudiera ser tan cruel."

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.