PROGRAMA MUNDIAL DE ALIMENTOS

La ONU enviará 336 toneladas de alimentos a Corea del Norte tras las inundaciones

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU enviará ayuda alimentaria a Corea del Norte para los afectados por las inundaciones que han dejado al menos 88 muertos y unas 60.000 personas sin vivienda, según un comunicado difundido por la oficina del organismo en Pyongyang.

Inundaciones en Corea del Norte Inundaciones en Corea del Norte | Foto: Agencias

Seúl  |  EFE  | Actualizado el 04/08/2012 a las 09:20 horas

Este primer envío de emergencia prevé la distribución de una ración diaria de 400 gramos de maíz durante dos semanas a las víctimas del desastre, indicó el documento.

La agencia surcoreana Yonhap detalló a su vez que el envío supondrá un total de 336 toneladas de alimentos para los afectados por las lluvias torrenciales, que azotaron Corea del Norte entre el 18 y el 29 de julio. Una misión de la ONU que viajó esta semana a las zonas asoladas comprobó que las inundaciones produjeron daños "considerables" en los cultivos de maíz, soja y arroz y advirtió de la necesidad "inmediata" de asistencia.

Está previsto que en septiembre el PMA efectúe una evaluación exhaustiva de la situación alimentaria y las perspectivas de producción de alimentos en el país comunista, añadió el comunicado del organismo.

Corea del Sur ha indicado que por el momento no prevé ofrecer ayuda al Norte, a la que en otras ocasiones ha asistido en situaciones de desastre por motivos humanitarios pese a las tensiones bilaterales.

Corea del Norte se ve seriamente afectada por las lluvias torrenciales durante la época de los tifones de verano, cuyos efectos se agravan a causa de la deforestación, que provoca grandes desprendimientos de tierra, y de los pobres sistemas de drenaje y control de crecidas.

En verano del año pasado unas 30.000 personas perdieron sus casas en el país comunista debido a las inundaciones, que en 2007 fueron especialmente trágicas al dejar cientos de muertos y desaparecidos y graves pérdidas económicas.

Los estragos causados por los tifones en las áreas agrícolas agravan, además, la crónica situación de escasez alimentaria del país, que depende de la ayuda exterior al ser incapaz de producir suficientes alimentos para sus alrededor de 24 millones de habitantes.

Compartir en:
PUBLICIDAD