INDIA | PROMOVIDO POR LA ONG 'STOP ACID ATTACKS'

INDIA | PROMOVIDO POR LA ONG 'STOP ACID ATTACKS'

Once mujeres muestran sus rostros deformados por ataques de ácido en un calendario

El objetivo es dar visibilidad a los ataques con ácido que sufren las mujeres en la India. El calendario, que se presenta este domingo con motivo del Día Internacional de la Mujer, muestra a once mujeres que enseñan sus rostros deformados y sus cicatrices, consecuencia de aataques con productos químicos.

No son modelos ni estrellas de cine, sino mujeres que fueron atacadas con ácido y posan en un calendario ejerciendo las profesiones que soñaban con realizar antes de que les destrozasen la vida. El objetivo es dar visibilidad a este problema que azota a la India.

En calendario 'Bello', presentado con motivo del Día internacional de la Mujer por la ONG Stop Acid Attacks (Parad los ataques de ácido) en Nueva Delhi, 11 mujeres muestran sin tapujos sus rostros deformados y sus cicatrices, consecuencia de ataques con productos químicos. Estas agresiones se cometen en la India como venganza, generalmente en relaciones sentimentales, en un país donde el ácido es muy accesible, solo cuesta unas 30 rupias (0,4 euros) y es frecuentemente utilizado en la limpieza de retretes o tuberías.

Calendario muestra a mujeres que han sido objeto de ataques con ácido

"En los calendarios salen estrellas de cine o modelos no mujeres como nosotras. Queremos mostrar que la belleza es interior, que seguimos siendo bellas", dijo Sonia, de 30 años, quien fue atacada con ácido en 2004 por un vecino tras una disputa y tiene la cara totalmente deformada.

onia, que aparece en el calendario maquillando a una clienta, profesión que realiza en la vida real, remarcó que quieren mostrar que son personas normales que quieren una vida normal. Una idea que recoge Geeta, de 44 años, que fue rociada con ácido por su marido hace dos décadas, en un ataque en el que murió su bebé de pocos meses y otra hija quedó deformada y ciega. "Nosotras no hemos hecho nada malo.

No tenemos porque escondernos. Estoy orgullosa de haber posado", afirmó Geeta, que fue fotografiada con un uniforme de cocinera, profesión que realiza en un restaurante establecido por la ONG en la ciudad de Agra y que da trabajo a cinco supervivientes de ataques de ácido. Su hija Neetu, de 23 años y ciega a causa del ataque de su padre, siempre quiso ser cantante y aparece retratada ante un micrófono en el calendario.

"Durante mucho tiempo quise suicidarme. Le pedía a mi madre que me dejase morir. Pero ahora me siento mejor. Acciones como el calendario me ayudan", dijo a Efe la joven. Rupa, que posa con diseños de moda; Rajwant, fotografiada con una cámara; o Dolly con una bata de médico, son otras de las participantes que aparecen retratadas con la profesión que les gustaría realizar. El objetivo de la campaña es dar visibilidad a estos ataques, sus consecuencias y dar confianza a las mujeres.

"Cuanta más gente sepa de ellas, cuanta más gente las conozca, más normales serán. Debemos devolverles la dignidad", dijo a Efe el fundador y director de Stop Acid Attacks, Alok Dixit, quien añadió que esperan alcanzar a 100 millones de personas a través de las redes sociales con esta campaña. El cooperante afirmó que es necesario que la sociedad sea consciente de los ataques de ácido y lo difícil que es para las mujeres que lo sufren rehacer su vida. "No son víctimas, son luchadoras. Luchan por recuperar una vida que les quitaron. Si ves este calendario todos los días se quedará en tu mente y pensarás que hay gente que lucha muy duro", indicó Dixit. El objetivo del calendario también es recaudar fondos para la ONG, que ofrece ayuda sanitaria, legal y laboral a mujeres que han sufrido estos ataques.

A la vez que el calendario, Stop Acid Attacks ha lanzado una campaña para encontrar supervivientes de estas agresiones para ayudarlas, ya que en muchos casos desconocen sus derechos legales y malviven abandonadas.

El Tribunal Supremo de la India endureció en 2013 la venta de ácido y dictaminó que el Gobierno debe compensar a cada víctima con 300.000 rupias (4.405 euros), medidas que no se han llevado a la práctica, según la ONG. La ley castiga estos actos con entre ocho y doce años de cárcel.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.