SEGÚN OXFAM INTERMÓN

SEGÚN OXFAM INTERMÓN

Un niño muere en el mundo cada 20 segundos por falta de agua potable

Cada año más de un millón y medio de niños menores de cinco años fallecen debido al consumo de agua sucia y las enfermedades relacionadas con ésta, como la diarrea, malaria o afecciones respiratorias. Según los datos de Oxfam Intermón, "el agua sucia mata a más niños que la guerra, el sida, la malaria y los accidentes de tráfico combinados".

África mantiene grandes índices de mortalidad infantil
África mantiene grandes índices de mortalidad infantil | Agencias

Oxfam Intermón ha denunciado que cada año 1.555.200 niños y niñas menores de cinco años mueren por culpa del consumo de agua sucia y las enfermedades relacionadas con ésta, como la diarrea, la malaria o afecciones respiratorias, lo que supone que cada 20 segundos fallece un niño por causas curables.

Estos datos permiten a la ONG asegurar que "el agua sucia mata más niños que la guerra, la malaria, el sida y los accidentes de tráfico combinados". Según Oxfam Intermón, en la actualidad 748 millones de personas carecen de acceso a fuentes de agua potable, lo que supone un grave riesgo para su salud, pero también un serio freno a su desarrollo y a una vida digna. La ONG alerta de que el 80% de las enfermedades están relacionadas con el consumo de agua sucia y contaminada.

"El agua sucia mata, pero también su escasez y mal estado es responsable de un menor desarrollo de la comunidad", ha subrayado el director de Oxfam Intermón, José María Vera.

"Las mujeres se ven obligadas a dedicar muchas horas para traer agua, lo que les impide dedicarse a actividades productivas generadoras de ingresos o participar en la toma de decisiones de la comunidad. Las niñas dejan de ir al colegio para ayudar con la tarea de acarrear agua, lo que crea un círculo vicioso de la pobreza", ha añadido.

En países como Chad o Etiopía, las mujeres dedican una media de cinco horas diarias a ir a buscar agua y cargan unos 50 litros (10 litros en caso de las niñas) atravesando terrenos donde se exponen constantemente a accidentes, ataques de animales salvajes e incluso violaciones, explica la ONG en un comunicado.

Según Vera, "la falta de agua potable y la mala nutrición es una mezcla explosiva que dispara los índices de mortalidad hasta niveles inaceptables". "Cuando los afectados por estas enfermedades son personas tan vulnerables como niños menores de 5 años que, además, están malnutridos, una simple diarrea se convierte en un asunto de vida o muerte", ha incidido.

Campaña de Navidad
Por ello, Oxfam Intermón ha puesto en marcha su campaña de Navidad con la intención de llevar agua potable a 30.000 personas y concienciar sobre la importancia de acercar el agua potable a las personas que no tienen acceso.

"En países como Chad hemos conseguido que 15 pueblos tengan un pozo de agua potable, que las familias hayan interiorizado sistemas de higiene básicos y tengan una letrina en casa. Con ello se han reducido un 50% las diarreas infantiles. Está demostrado que el agua salva vidas", ha concluido el director de Oxfam Intermón.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.