SEGÚN INVESTIGADORES RUSOS

SEGÚN INVESTIGADORES RUSOS

La mujer que paseó con una cabeza decapitada en Moscú pudo actuar instigada por otras personas

El Comité de Investigación ruso afirma que la mujer rusa que asesinó a una niña y paseó con su cabeza decapitada en Moscú actuó incitada por otras personas, a quienes están buscando. Además, dijeron que "la mujer se encontraba en un estado de grave desorden psicológico".

La mujer paseaba con una cabeza decapitada
La mujer paseaba con una cabeza decapitada | Youtube

Los investigadores rusos creen que la mujer que el pasado lunes asesinó, decapitó y paseó la cabeza de una niña cerca de una estación de metro en Moscú actuó instigada por otras personas a las que se está buscando.

Así lo informó este miércoles el Comité de Investigación ruso -jueces de instrucción- después de interrogar a la detenida, Gulchejrá Bobokúlova, una uzbeka de 39 años que trabajaba como niñera de la pequeña de cuatro años a la que asesinó supuestamente.

"En estos momentos, los instigadores del crimen están en libertad", señaló un portavoz el Comité, citado por la agencia RIA Nóvosti. La fuente agregó que ha comenzado la búsqueda de esas personas, de las que no se han dado más datos.

Por su parte, según el diario digital "Gazeta.ru", en el interrogatorio la mujer reconoció el crimen, señaló que "Alá me lo ordenó" y se declaró arrepentida.

"La sospechosa del asesinato de la niña fue examinada por un psiquiatra después de ser detenida, quien determinó que la mujer se encontraba en un estado de grave desorden psicológico", señaló la agencia Tass.

Según ha informado el Comité de Investigación, el próximo viernes 4 se presentará la acusación formal por asesinato contra la mujer.

Bobokúlova fue detenida junto a la estación de metro de "Oktiabrskoye Pole" (noroeste de Moscú), donde había paseado llevando en la mano la cabeza cortada de la pequeña Nastia, de cuatro años.

La mujer exhibió la cabeza de su víctima gritando "soy una terrorista" y "Allahu Akbar" (Dios es grande), además de otras frases como "odio la democracia".

Según la investigación, Bobokúlova, que llevaba tres años trabajando con la familia de la pequeña Nastia, poco antes había asesinado a la niña e incendiado el apartamento cuando los padres salieron de la casa con su hijo mayor. La alarma saltó cuando el cadáver decapitado de la menor fue descubierto por los bomberos que habían accedido al apartamento para extinguir el incendio.

Los moscovitas llenaron ayer de flores y juguetes el lugar donde tuvo lugar el macabro paseo y la detención de la mujer.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.