en el barrio de Kensington, en Nueva York

en el barrio de Kensington, en Nueva York

Muere un bebé de un año después de que su padre le encerrara en un baño lleno de vapor para calmarle la tos

El padre intentó crear vapor en el baño para que al pequeño se le pasara la tos y le dejó en su carrito junto a la bañera y con el agua caliente abierta. Pasadas varias horas, le encontró muerto y con una temperatura superior a los 42 grados.

Ambulancia en EEUU
Ambulancia en EEUU | antena3.com

Un niño de un año ha fallecido después de pasar dos horas encerrado junto a una bañera llena de agua hirviendo. Su padre pretendía que el agua le permitiera respirar mejor y le dejó en el baño durante un par de horas mientras él dormía.

Según recoge el diario New York Daily News, el padre del menor intentó aliviarle la tos preparándole un zumo de agua, limón y azúcar. Sin embargo, como el niño continuaba tosiendo, se le ocurrió crear un humidificador con el agua de la bañera.

A las 3 de la mañana le dejó en el baño y se puso la alarma a las cinco. Sin embargo, fue su mujer quien antes de que sonara el despertador se encontró al pequeño en el baño con una temperatura superior a los 42 grados.

Pese a que le trasladaron rápidamente al hospital, el pequeño fallecía una hora después. Las autoridades están a la espera de la autopsia.

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.