EN LAS REDES SOCIALES

EN LAS REDES SOCIALES

Una modelo de la talla 34 denuncia que Louis Vuitton no le deja participar en un desfile por ser "demasiado gorda"

La modelo Ulrikke Hoyer estaba en una prueba de vestuario cuando la encargada de casting le dijo que estaba "demasiado gorda" y que durante las siguientes 24 horas debería beber "solo agua".

I just returned from Tokyo/Japan, where Louis Vuitton held a beautiful cruise show in Kyoto, I just never made it to Kyoto cause I was canceled for the show due to being ‘too big’. (I’m a size 34-36) Ashley Brokaw’s caster Alexia had said that there had been some problems during the fitting. According to her I had “a very bloated stomach”, “bloated face”, and urged me to starve myself with this statement “Ulrikke needs to drink only water for the next 24 hours”. I was shocked when I heard it. I woke up at 2am and was extremely hungry. The breakfast started at 6:30am – I had the absolute minimum. I was afraid to meet Alexia so my luck she didn’t arrive until 8am, when my plate was taken off the table. She said good morning to me and the other girls and looked at me, then down on my non-existent plate and up at me again. She was checking if I had been eating food. At 7pm my mother agent from Denmark called my to tell the sad news that Louis Vuitton had chosen to cancel me from the show without the refitting and that I was going to be sent back home. Not only did I have a belly, my face was puffy now also my back was a problem. I am glad I’m 20 years old with an elite sports background and not a 15 year old girl, who are new to this and unsure about herself, because I have no doubt that I would then have ended up very sick and scarred long into my adult life. TO READ THE FULL STORY CLICK IN MY BIO!!!!!!! #LVCruise2018 #mistreatmentofmodels #AshleyBrokaw #thefutureisfemale #sowhyeatingdisorders #youknowitstrue #shareifyoucare #jamespscully

Una publicación compartida de Ulrikke Hoyer (@ulrikkehoyer) el

La modelo Ulrikke Hoyer, de 20 años, ha denunciado a través de su cuenta de Instagram que ha sido despedida un día antes de participar en el desfile que la firma de lujo Louis Vuitton organizó en Japón.

La joven ha explicado que la causa de que la firma no quiera contar con ella se debe a que es "demasiado gorda", aunque matiza que tiene en torno a una talla 34-36.

Alexia, encargada de casting de Ashley Brokaw, le dijo que había algunos problemas durante la prueba. Le dijo a la modelo que tenía el "estómago muy hinchado" y la cara, y le instó a "morirse de hambre" diciéndole las siguientes palabras: "Ulrikke necesita beber solo agua durante las siguientes 24 horas", una declaración que dejó a la modelo en shock.

La modelo confiesa que ese mismo día se levantó de madrugada "extremadamente hambrienta" y añade que en el desayuno tomó lo mínimo. "Tenía miedo de encontrarme con Alexia pero para mi suerte no llegó hasta las 8 de la mañana, cuando mi plato ya no estaba en la mesa". Cuenta que cuando la encargada de casting llegó, miró a su mesa para comprobar si había comido algo.

Durante la tarde, su agente en Dinamarca llamó a la modelo para decirle que Louis Vuitton había decidido cancelar su participación en el desfile y que me iban a enviar de vuelta a casa.

La modelo no duda en subrayar que afortunadamente, a sus 20 años tiene un pasado participando en deportes de élite y asegura que no es "una chica de 15 años, que son nuevas en esto y se sienten inseguras, porque si no, no tengo duda de que habría enfermado durante mi vida adulta". Además no quiere dejar de dar las gracias a todas aquellas personas que le han ayudado durante su carrera.

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.