Atresmedia utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis.

Al continuar con tu navegación entendemos que das tu consentimiento a nuestra política de cookies.

Continuar
ABANDERA UNA CAMPAÑA

La modelo albina, Thando Hopa, lucha contra la imagen de esta condición genética en Sudáfrica

Nacer negro y albino en Sudáfrica sigue siendo motivo de discriminación. Aún hay quienes consideran que su aspecto se debe a una maldición divina. Una de las pocas modelos albinas que hay en el mundo protagoniza una campaña fotográfica que busca romper con ese estigma.

  • Una modelo negra albina lidera una campaña para cambiar la percepción de esta enfermedad en Sudáfrica
  • Nacer negro y albino en Sudáfrica sigue siendo motivo de discriminación. Aún hay quienes consideran que su aspecto se debe a una maldición divina. Una de las pocas modelos albinas que hay en el mundo protagoniza una campaña fotográfica que busca romper con ese estigma.
  • modelo albina, negra albina, Thando Hopa, Sudáfrica
  • modelo-negra-albina-lidera-campana-cambiar-percepcion-esta-enfermedad-sudafrica
Video: Rosa Salom

antena3.com  |  Madrid  | Actualizado el 02/01/2014 a las 09:02 horas

La historia de Thando Hopa es muy especial. Esta joven de 23 años y origen sudafricano abandera una campaña para cambiar la percepción negativa que se tiene de los negros albinos que viven en su país, y es que ella es una de las pocas modelos albinas que hay en el mundo, además de abogada.

Thando sufre, al igual que el resto de albinos, problemas en la visión. Además, su mayor sensibidad en la piel aumenta el riesgo de padecer quemaduras por el sol e incluso cáncer. En Sudáfrica, la vida sigue siendo complicada para la minoría que sufre esta anomalía genética caracterizada por la ausencia de pigmentación en los ojos, el pelo y la piel.

A los problemas de salud, se suma la marginación por ser negros. Aún hay quienes piensan que son así porque sus antepasados fueron infelices o a causa de una maldición de Dios.

Compartir en:
PUBLICIDAD