PROTESTAS CONTRA EL GOBIERNO

PROTESTAS CONTRA EL GOBIERNO

Un millón de brasileños toman las calles de Sao Paulo contra Dilma Rousseff

Al menos un millón de brasileños tomaron las calles de Sao Paulo en una gran manifestación contra la presidenta, Dilma Rousseff, la más multitudinaria de la jornada de protestas convocadas este domingo en decenas de ciudades del país, según informó la Policía. La manifestación tuvo lugar en la Avenida Paulista, una amplia vía de tres kilómetros en el centro comercial de Sao Paulo, y es ya una de las protestas más multitudinarias registradas en esta ciudad, la mayor de Brasil.

La oposición toma la calle en Brasil contra Rousseff y la corrupción
La oposición toma la calle en Brasil contra Rousseff y la corrupción | EFE

La protesta, convocada por grupos ciudadanos de tendencia opositora pero sin relación con los partidos políticos, estaba centrada contra el Gobierno de Rousseff, pero con diferentes objetivos. Algunos manifestantes protestaron contra la corrupción, otros contra las medidas de ajuste fiscal en la economía, anunciadas en los últimos meses por el Ejecutivo, y muchos pidieron la dimisión o la destitución de Rousseff y la expulsión del poder de su Partido de los Trabajadores (PT).

La Avenida Paulista se convirtió en un mar "verde-amarillo", colores de la bandera brasileña, que estaban estampados en la ropa y aderezos de la mayoría de los participantes. La Policía Militarizada informó de que al inicio de la protesta, alrededor de las 15.00 hora local (18.00 GMT), había cerca de 580.000 personas en la calle, pero el número de participantes aumentó rápidamente pues llegaban otras 4.000 personas cada dos minutos a través del metro. "Fuera PT" y "Destitución ya", eran gritos que se oían por toda la Avenida Paulista, que en su mayoría estaba tomada por ciudadanos vestidos de verde y amarillo, aunque también había otros de negro, para expresar su "luto" por la situación política de Brasil.

Los manifestantes portaban numerosos carteles, algunos diciendo "Basta, Dilma, ustedes quebraron Brasil" o "Dilma, salga con dignidad, aún hay tiempo", mientras tocaban cornetas o cantaban el himno nacional. Un grupo hizo un entierro simbólico de un ataúd con el nombre Petrobras, en alusión al gran escándalo investigado por la policía en el seno de la petrolera estatal, por el que están siendo investigados cinco decenas de políticos y varias fuerzas oficialistas. La popularidad de la presidenta se ha erosionado rápidamente por este escándalo y también por las medidas de austeridad tomadas por su Gobierno para corregir el grave déficit que afecta a las cuentas públicas. Además de Sao Paulo, por la mañana se registraron manifestaciones multitudinarias, con decenas de miles de personas, en Brasilia, Río de Janeiro, Belo Horizonte (Minas Gerais), Salvador (Bahía), Recife (Pernambuco), Fortaleza (Ceará), Curitiba (Paraná) y otras capitales regionales del país.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.