Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar
PRESIDENCIALES DEL 6 DE NOVIEMBRE

Michelle y Ann, el papel de las primeras damas ante las elecciones en EEUU

Después de varios días de empate técnico entre el demócrata Barack Obama y el republicano Mitt Romney, la diferencia se amplia. El actual presidente de EEUU le saca cuatro puntos a su rival. En este contexto la lucha por cada voto no solo corresponde a los candidatos, sino que sus esposas también son fundamentales.

Michelle y Ann, el papel de las primeras demas ante las elecciones ver el video

antena3.com  |  Madrid  | Actualizado el 09/09/2012 a las 21:20 horas

Michelle Obama es primera dama y Ann Romney aspira a serlo. Michelle tiene 48 años, dos hijas y es abogada, por su parte, Ann tiene 63 años, cinco hijos y es filóloga aunque ejerce de ama de casa. Una es afroamericana de origen humilde y la otra blanca de buena familia. Las diferencias entre las dos son innumerables, pero algo esencial las une, se trata de la defensa a capa y espada de sus respectivos maridos.

Rafael Calduch, catedrático en Relaciones Internacionales de la Universidad complutense, explica que "La mujer de Mitt Romney ha tratado de enfatizar más la dimensión de esposa que apoya y familia modélica del candidato para la presidencia. Mientras que la mujer de Obama, ha tratado de visualizar más, la mujer suficientemente formada a nivel intelectual, como para apoyar a su marido, porque es su marido  y le quiere, pero no para someterse a la dinámica que el marido, como presidente, le impone".

Ann Romney, por su parte, pilar del candidato republicano, al que conoce desde el colegio, se muestra orgullosa de su papel de esposa, madre y abuela. 

Ann es conocida como "la madre coraje" por su lucha contra la enfermedad. Con esclerosis múltiple, Ann, ha superado un cáncer de mama. Pero los problemas de salud, como se ve en esta campaña, no suponen ningún obstáculo para cumplir su sueño de ocupar próximamente la Casa Blanca.

Compartir en:
PUBLICIDAD
Cerrar ventana
Cerrar ventana