MENSAJE DE FIN DE AÑO

MENSAJE DE FIN DE AÑO

Merkel llama a ver la llegada de refugiados como una oportunidad para el país

La canciller alemana recordó que 2015 ha sido exponente de guerras y crisis, entre ellas la de Siria y los "asesinatos bestiales de la organización terrorista Estado Islámico". Merkel admite que la integración de esas personas costará tiempo, dinero y mucho esfuerzo, al tiempo que llama a no caer en "errores del pasado" y a defender un modelo de integración que respete "nuestros valores, tradiciones, leyes, idioma y reglas".

La canciller alemana, Angela Merkel en su discurso de Fin de Año
La canciller alemana, Angela Merkel en su discurso de Fin de Año | EFE

La canciller alemana, Angela Merkel, llamó a sus compatriotas, en su tradicional mensaje de Fin de Año, a ver la llegada de refugiados al país como una "oportunidad" y recordó que muchos de ellos han "escapado literalmente de la muerte" para buscar refugio en Alemania.

El año que se cierra ha sido exponente de muchas guerras y crisis, entre ellas la de Siria y los "asesinatos bestiales de la organización terrorista Estado Islámico", apunta la canciller, en una alocución que transmitirán este jueves los principales medios del país.

Ya en su mensaje de 2014 advirtió de que las consecuencias de la guerra de Siria iba a ser una ola de refugiados "como no se había visto desde la Segunda Guerra Mundial", recuerda Merkel, para agradecer a continuación a sus conciudadanos "ola de espontánea solidaridad" con que acogieron a esos refugiados. "Muchas de esas personas optaron por caminos arriesgados, poniendo en peligro sus vidas, para buscar refugio entre nosotros", apunta Merkel, cuyo mensaje irá acompañado por subtítulos en árabe e inglés, en la transmisión que ofrecerá la televisión pública ZDF.

Ya en Alemania se encontraron con la ayuda de voluntarios, policías, soldados y trabajadores de todos los estamentos públicos, a escala federal, de los "Länder" o los poderes locales, entregados a brindarles esa acogida "hasta mucho más allá de lo que mandan sus obligaciones".

Merkel admite que la integración de esas personas costará tiempo, dinero y mucho esfuerzo, al tiempo que llama a no caer en "errores del pasado" y a defender un modelo de integración que respete "nuestros valores, tradiciones, leyes, idioma y reglas". Las migraciones bien gestionadas siempre comportan "un provecho, económico y social" para el país que las recibe, lo que no quita que Alemania se encuentre ante un gran desafío, ante el que sabrá responder y crecerse, como hizo con la gran empresa nacional que fue la reunificación entre las dos Alemanias, en 1991.

La integración de esos flujos migratorias es una "gran oportunidad para el mañana", pero para lograrlo es preciso "un concepto político global" que implique a todos los estamentos, a escala nacional, europea e internacional, insiste Merkel.

La canciller recuerda que, además de la acogida de refugiados -más de un millón ha recibido Alemania en este 2015-, el país está implicado en la lucha contra el Estado Islámico (EI), por lo que expresa su agradecimiento a los soldados que arriesgan su vida en misiones como la que se desarrolla la coalición internacional en Siria. Merkel termina su mensaje ratificando su convicción de que "lo conseguiremos, Alemania es un país fuerte", la frase que ella misma pronunció meses atrás y que le costó duras críticas entre sus propias filas, ya que se la responsabilizó de la llegada incesante de refugiados al país.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.