Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar
ESCENAS DE PÁNICO ENTRE LA POBLACIÓN

Al menos 8 muertos y 78 heridos por un coche bomba en Beirut

El atentado ha tenido lugar en la plaza Sasi, a 200 metros de la sede del partido cristiano de la Falange Libanesa. Estaba dirigido contra el jefe de Inteligencia de la policía libanesa, el general Wissam Hasan, que ha muertó en el suceso.

Al menos 8 muertos y 78 heridos por un coche bomba en Beirut ver el video
Video: antena3.com

EFE  |  Madrid  | Actualizado el 19/10/2012 a las 18:43 horas

Al menos ocho personas han muerto y otras 78 han resultado heridas por la explosión de un coche bomba en el barrio de Al Ashrafiya, en el centro de Beirut. La Agencia de Noticias Nacional libanesa (ANN) ha explicado que el estallido, que ha tenido lugar en la plaza Sasi, a 200 metros de la sede del partido cristiano de la Falange Libanesa, ha causado también daños materiales en edificios cercanos.

El atentado estaba dirigido contra el jefe de Inteligencia de la policía libanesa, el general Wissam Hasan, que ha muertó en el suceso, según fuentes policiales. Hasan había dirigido las investigaciones por las que, el pasado agosto, el ex ministro libanés de Información Michel Samaha, cercano al régimen sirio, fue acusado de haber planificado asesinatos contra personalidades políticas y religiosas en el Líbano.

El máximo responsable de los servicios secretos policiales, de 43 años, había llegado anoche a Beirut procedente del extranjero. Estaba previsto que Hasan sucediera el próximo año al actual jefe de la Policía libanesa, Ashraf Rifi, cuando este pasara a jubilarse. El general asesinado -próximo al grupo opositor Futuro, de Saad Hariri- estaba en el punto de mira de grupos libaneses favorables a Siria como Hizbulá (chií), que habían pedido su dimisión.

Hasan también había colaborado en las investigaciones sobre el asesinato en 2005 del primer ministro libanés Rafic Hariri, de quien fue su responsable de seguridad, y de otros atentados terroristas dirigidos contra personalidades antisirias.

La explosión ha quebrado los cristales de los inmuebles próximos a la zona y se han producido escenas de pánico entre la población, como en el centro comercial ABC, situados a pocos metros del lugar donde se ha producido el suceso. Una cadena de televisión local ha mostrado imágenes del vehículo con el que se ha perpetrado el ataque, que ha resultado completamente carbonizado. También se podían ver imágenes de varios heridos trasladados a las ambulancias por los equipos de rescate.

El ministro libanés del Interior, Maruan Sharbal, ha visitado el lugar del atentado y ha ordenado a las fuerzas de seguridad que aceleren las investigaciones para aclarar las causas. Varios testigos han contado que la explosión fue "muy fuerte", lo que les hizo rememorar los atentados que en el pasado tuvieron lugar en Beirut.

La inestabilidad, contagio de la crisis en Siria

El diputado de Falange Libanesa Nadim Gemayel ha comparado la explosión en Al Ashrafiya con "otros atentados similares con bomba provocados por el régimen sirio". Gemayel ha vinculado a Damasco con este tipo de explosiones y ha argumentado que el régimen sirio "está cayendo ahora y quiere llevar su crisis al Líbano".

Por su parte, el parlamentario del grupo opositor libanés Futuro Nohamad Machnuq también ha acusado al régimen sirio de ese atentado, y lo ha interpretado como "un mensaje para aterrorizar al pueblo libanés". Por su parte, el Partido Sirio Nacional Social (que defiende a Siria en el Líbano) ha condenado en un comunicado el atentado y ha sugerido que tiene la "huella de Israel".

La inestabilidad ha aumentado en los últimos meses en el Líbano como consecuencia del contagio de la crisis en Siria, escenario de atentados y enfrentamientos entre partidarios y detractores del régimen del presidente sirio, Bachar al Asad. Entre 2004 y 2008, hubo una ola de atentados contra personalidades antisirias en el Líbano, como el que en enero de 2008 estuvo dirigido contra el capitán de los servicios de inteligencia de la policía, Wissam Eid, que había investigado el asesinato en 2005 del primer ministro libanés Rafiq Hariri.

En diciembre de 2009, una persona murió y otras resultaron heridas en un barrio del sur de Beirut a causa de un atentado con explosivos colocados en un vehículo de un supuesto miembro del movimiento palestino Hamás.

Compartir en:
PUBLICIDAD
Cerrar ventana
Cerrar ventana