Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar
DETRÁS DE LOS ATENTADOS DE BOSTON Y LONDRES

El nuevo terrorismo se basa en la acción de los llamados 'lobos solitarios'

Los 'lobos solitarios' representan el nuevo tipo de terrorismo que se ha convertido en la pesadilla de los servicios secretos. Los consideran muy peligrosos, y con un perfil casi imposible de detectar. Es la nueva amenaza que sustituye a las organizaciones terroristas que han cometido grandes atentados como el 11S o el 11M en Madrid.

Lobos solitarios: el nuevo terrorismo ver el video

Victoria Ortega  |  Madrid  | Actualizado el 23/05/2013 a las 17:29 horas

Los lobos solitarios se han convertido en una pesadilla para la inteligencia de Estados Unidos y Europa. Los terroristas de Londres son el último caso, pero no el único. Actúan por su cuenta, no pertenecen a ninguna celula  y sin conexión aparente con Al Qaeda o con organizaciones extremistas.

Los autores del atentado de Boston el mes pasado son un claro ejemplo del nuevo terrorismo. Los hermanos Tsarnaev se autoradicalizan y -sin ningún entrenamiento en el manejo de explosivos- encuentran en las web yihadistas las instrucciones para  fabricar bombas caseras. Escondidas en ollas a presión las hicieron estallar en la meta del maratón.


Decían que era una venganza por las matanzas en Irak y Afganistán. El mismo motivo que llevó a Mohamed Merah a asesinar a siete personas en Toulouse el año pasado. Sus perfiles son dificiles de detectar por los servicios secretos. Expertos antiterroristas los catalogan de 'muy peligrosos' porque no temen a la muerte.

Planean sus atentados de imprevisto, en la intimidad de sus hogares. Es el nuevo tipo de terrorismo, a diferencia de los grandes atentados cometidos por Al Qaeda, como el 11 S en Estados Unidos, el 11 M en Madrid y el 7 J en Londres. Ataques perfectamente planificados  con una red  de células terroristas que sólo esperan la orden.

Compartir en:
PUBLICIDAD
Cerrar ventana
Cerrar ventana