Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar
LA CONDENA LLEGA 10 AÑOS DESPUÉS DEL INICIO DE LAS INVESTIGACIONES

El juez reduce la condena de Berlusconi a un año de prisión por la aplicación de la Ley del Indulto

Se reduce la pena impuesta al ex primer ministro italiano de cuatro años de prisión a uno por la aplicación de la Ley del Indulto. Esta norma es para reducir el número de presos en las cárceles, y permite la condonación de hasta tres años de la condena para los sentenciados antes de la promulgación de la norma, en 2006, según ha informado el diario 'La Stampa'.

BERLUSCONI CONDENADO A 4 AÑOS DE CÁRCEL ver el video

Agencias  |  Madrid  | Actualizado el 26/10/2012 a las 21:24 horas

El juez Edoardo D'Avossa, encargado del caso Mediaset, ha reducido la pena impuesta al ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi por fraude fiscal de cuatro a un año de prisión por la aplicación de la Ley del Indulto, una norma aprobada en 2006 para reducir el número de presos en las cárceles con la condonación de un máximo de tres años de condena para los sentenciados antes de la promulgación de la norma, ha informado el diario 'La Stampa'.

El magistrado del Tribunal de Milán ha condenado a 'Il Cavaliere' a cuatro años de prisión y cinco años de inhabilitación en el ejercicio de cargo público y tres en el ejercicio de cargo directivo en empresas por un delito de fraude fiscal cometido en la compraventa de derechos televisivos de películas estadounidenses. La pena impuesta es dos meses más de lo que había solicitado la acusación.

D'Avossa ha aplicado al ex jefe de Gobierno el artículo primero de la Ley del Indulto, que establece que se podrá reducir en tres años una pena de prisión por hechos sucedidos antes de la aprobación de la norma, en julio de 2006. 'Il Cavaliere' ha sido condenado por un fraude fiscal cometido en 2001, por lo que se ve beneficiado por la citada norma y ve reducida su condena de cuatro a un año de prisión.

La condena a Berlusconi llega diez años después del inicio de las investigaciones judiciales del caso Mediaset y tras seis años de un proceso que se ha visto interrumpido en varias ocasiones por recusaciones, abstenciones de los magistrados y los obstáculos derivados de la denominada Ley Alfano, una norma aprobada durante el Gobierno de Berlusconi por el ministro de Justicia, Angelino Alfano, para impedir que fueran procesadas las altas instituciones del estado italiano, incluido el propio primer ministro.

El ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi había sido condenado a cuatro años de prisión por el Tribunal Penal de Milán por un delito de fraude fiscal en el llamado caso Mediaset.

Berlusconi, para el que la Fiscalía de Milán pedía una condena de 3 años y 8 meses de cárcel, era uno de los imputados por este proceso, junto a Fedele Confalonieri, presidente del grupo italiano Mediaset, la compañía audiovisual de la que es propietario el exjefe de Gobierno italiano.

REACCIONES
El secretario general del Pueblo de la Libertad, Angelino Alfano, ha calificado de "inesperado e incomprensible" el veredicto contra Berlusconi, fundador del partido y que esta misma semana anunció que no sería su candidato en las elecciones generales del próximo año.

En opinión de Alfano, esta condena "es la enésima prueba del ensañamiento judicial" contra 'Il Cavaliere', que tiene todavía abiertos otros dos procesos judiciales en el país, Ruby y Unipol.

Para el líder de Italia de los Valores, Antonio di Pietro, uno de los principales detractores del ex primer ministro, "pese a todas las leyes 'ad personam' que Berlusconi se ha fabricado y pese a la continua deslegitimación y denigración de los magistrados, la verdad ha salido a la luz".

Desde el Partido Democrático, principal fuerza del centro-izquierda, han optado por la prudencia. Su líder en la Cámara de los Diputados, Dario Franceschini, ha señalado que "Berlusconi no es objeto de enfretamiento político".

"Las sentencias se respetan, no se comentan. Ni cuando se trata de una condena ni cuando és una absolución", ha añadido.

Compartir en:
PUBLICIDAD
Cerrar ventana
Cerrar ventana