70 AÑOS DEL BOMBARDEO SOBRE HIROSHIMA Y NAGASAKI

70 AÑOS DEL BOMBARDEO SOBRE HIROSHIMA Y NAGASAKI

Japón cubrirá la sanidad de los supervivientes de la bomba atómica que viven en el extranjero

El Tribunal Supremo nipón ha dictado una sentencia que obliga a Japón a cubrir los gastos sanitarios de los superivientos emigrados como si fueran residentes en el país. El país asiático ya abonaba a los supervivientes emigrados una dotación mensual dentro de un programa de ayudas específico pero ahora deberá cubrir la totalidad del gasto. De esta decisión podrán benficiarse los aproximadamente 4.200 supervivientes a los ataques atómicos que residen actualmente en 33 países.

Supervivientes de la bomba atómica.
Supervivientes de la bomba atómica. | Getty

Japón deberá cubrir los gastos sanitarios de los supervivientes a los bombardeos atómicos sobre Hiroshima y Nagasaki emigrados al extranjero, según establece una sentencia del Tribunal Supremo nipón, recogida este martes por los medios locales.

Hasta la fecha, el Estado japonés había rechazado costear la asistencia médica de los más de 4.000 "hibakusha" (nombre que se da en Japón a los supervivientes de los ataques nucleares durante la II Guerra Mundial) que viven en el exterior, debido a las diferencias entre su sistema sanitario nacional y los de otros países.

El país asiático ya abonaba a los supervivientes emigrados una dotación mensual dentro de un programa de ayudas específico, pero a partir de ahora deberá cubrir todos sus gastos sanitarios como si fueran residentes en Japón, según la sentencia emitida el martes por el Tribunal Supremo y recogida por el diario Nikkei.

La decisión llega después del recurso presentado en 2011 por un "hibakusha" y por los familiares de dos fallecidos en los ataques atómicos, que reclamaban al Estado japonés la cobertura de sus gastos sanitarios en Corea del Sur, el país donde residen actualmente.

La máxima instancia judicial nipona ha dado así la razón a los supervivientes y a los familiares de las víctimas, que reclamaban que se equipararan sus derechos a los de los "hibakusha" residentes en Japón en virtud de las leyes japoneses que les garantizan una cobertura sanitaria especial como consecuencia de los ataques.

A raíz de litigios anteriores, un tribunal de Osaka estableció en 2002 que el Estado debía pagar ayudas mensuales a los "hibakusha" emigrados para costear sus gastos médicos, pero fijaba un tope de 2.500 dólares / 2.234 euros anuales, que se superaba fácilmente debido a las necesidades sanitarias de los supervivientes de edad avanzada.

La sentencia de este martes afectará a todas las decisiones anteriores de tribunales japoneses que denegaron la cobertura total de sus gastos sanitarios, y de ella podrán beneficiarse los aproximadamente 4.200 supervivientes a los ataques atómicos que residen actualmente en 33 países.

Este año se conmemora el 70 aniversario de los bombardeos atómicos sobre Hiroshima y Nagasaki, ejecutados por aviones estadounidenses el 6 y el 9 de agosto de 1945, respectivamente, y que dejaron más de 240.000 víctimas mortales en ambas ciudades japonesas.

En marzo pasado, el número total de "hibakusha" que quedaban en Japón o residiendo en otros países ascendía a 183.519, prácticamente la mitad de los 372.264 que había en 1980, y su edad media superaba por primera vez los 80 años.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.