CONDENADA A UN AÑO DE CÁRCEL

CONDENADA A UN AÑO DE CÁRCEL

Irán pone en libertad a la joven detenida por ir a un partido masculino de voleibol

Ha pasado parte de su detención en una celda de aislamiento en la prisión de Evin, en el norte de Teherán y, según varios medios británicos, el pasado 1 de octubre inició una huelga de hambre que continuó durante 14 días, hecho que las autoridades judiciales iraníes han negado.

La joven iraní y británica detenida
La joven iraní y británica detenida | Change.org

La joven de doble nacionalidad británica e iraní Ghoncheh Ghavamí, detenida en junio tras tratar de asistir como público a un partido de voleibol masculino, lo que las mujeres tienen vetado en Irán, ha sido puesta en libertad bajo fianza, informaron medios locales.

"Mi hija ha sido puesta en libertad hasta que se dicte la sentencia definitiva del tribunal de apelación. El domingo por la mañana fuimos al tribunal para pedir que le dejen salir por enfermedad, pero el juez nos informó que ha aceptado su libertad bajo una fianza de cien millones de tomanes (unos 30 mil dólares estadounidenses)", declaró su madre, Susan Moshtaghian, al diario iraní Sharq.

Esta mujer explicó que la joven ha sido condenada a un año de prisión y dos de prohibición de salida del país y expresó su esperanza de que el tribunal de apelación la exonere del cargo de "hacer propaganda contra el Estado", del que ha sido declarada culpable. Ghavamí, de 25 años, estudiante de Derecho en la Universidad de Londres y graduada en la Escuela de Londres de Estudios Orientales y Africanos (SOAS), fue detenida el pasado 20 de junio tras acudir junto con varias activistas de los derechos de las mujeres a un partido del equipo nacional de voleibol en el estadio Azadí de Teherán.

Las jóvenes se manifestaron fuera del centro deportivo exigiendo libertad para que las mujeres puedan acudir como público a este tipo de eventos. Varias de ellas fueron detenidas por las Fuerzas de Seguridad, que las dejaron libres bajo fianza pocas horas después, pero Ghavamí regresó a la comisaría diez días después para reclamar sus objetos personales y volvió a ser arrestada.

Ha pasado parte de su detención en una celda de aislamiento en la prisión de Evin, en el norte de Teherán y, según varios medios británicos, el pasado uno de octubre inició una huelga de hambre que continuó durante 14 días, hecho que las autoridades judiciales iraníes han negado.

Su detención provocó el inicio de varias campañas internacionales exigiendo su liberación, una de ellas en la plataforma digital www.change.org, con el título #FreeGhonchehGhavami (Liberad a Ghoncheh Ghavamí) y que han apoyado más de 700.000 personas. La organización Amnistía Internacional también ha denunciado su arresto y reclama su puesta en libertad.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.