PIDEN EL SUFRAGIO UNIVERSAL SIN RESTRICCIONES

PIDEN EL SUFRAGIO UNIVERSAL SIN RESTRICCIONES

Se intensifican las protestas pro democráticas en Hong Kong ante la retirada de diálogo

El Ejecutivo hongkonés ha cancelado el diálogo y se muestra ausente frente a las protestas, esperando a que el movimiento decaiga por sí solo, pero ante ello la gente ha retomado el interés de salir a las calles y alargar las protestas.

Protestas en Hong Kong
Protestas en Hong Kong | GettyImages

La retirada del Gobierno en la ronda de diálogo con los estudiantes, anunciada el pasado jueves, cuando parecía cercano el fin de dos semanas de protestas pro democráticas en Hong Kong, podría eternizar un conflicto social que este viernes volvió a revivir cuando miles de personas salieron de nuevo a las calles.

La masiva demostración popular que se repitió en Hong Kong, pidiendo una vez más sufragio universal sin restricciones para la isla, fue otra respuesta contundente, la tercera, de los ciudadanos a la reacción del Gobierno de rehusar enfrentarse a la demanda de decenas de miles de ciudadanos. El Ejecutivo hongkonés ha cancelado el diálogo y se muestra ausente frente a las protestas, esperando a que el movimiento decaiga por sí solo, pero ante ello la gente ha retomado el interés de salir a las calles y alargar las protestas.

Manifestantes de Hong Kong

"El movimiento necesita ayuda para definirse mejor, necesita tener un plan, una agenda, eso es algo que aún estamos esperando. Simplemente ocupar las calles y esperar no es suficiente", señaló Jonathan London, profesor del Departamento de Sociología de la Universidad de Hong Kong. Todo comenzó con la decisión del Gobierno de Pekín, tomada el 31 de agosto, de conceder el sufragio universal para Hong Kong pero anunciando que los candidatos deberían ser elegidos previamente por un comité de clara influencia china.

Ello hizo estallar arrancaron con una huelga universitaria a finales de septiembre para luego pasar a lo que ya se ha denominado popularmente como la "revolución de los paraguas". Una revuelta popular traducida en manifestaciones masivas y la toma de calles de forma permanente, y que hoy cumple dos semanas.

Un día después de que arrancaran las movilizaciones, cuando el Gobierno de Hong Kong autorizó el uso de gas lacrimógeno para dispersar a los manifestantes, la respuesta popular no se hizo esperar y miles de ciudadanos se sumaron a los cientos que habían iniciado la revuelta.

Posteriormente, el jefe del Gobierno de Hong Kong, Leung Chun-ying, a modo de ultimátum, advirtió que se utilizaría cualquier medida necesaria para "limpiar" las calles de manifestantes. La respuesta ciudadana ante ello fue la misma que ayer: salir a la calle en masa para responder a un gobierno que, según ellos, no tiene voz propia más allá de lo dictado por el Ejecutivo de Pekín.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.