UN IMPULSO DECISIVO HACIA EL FIN DE LA GUERRA

UN IMPULSO DECISIVO HACIA EL FIN DE LA GUERRA

El gobierno colombiano y las FARC llegan a un acuerdo sobre las víctimas del conflicto

El gobierno de Colombia y  la guerrilla de las FARC han llegado a un consenso para cerrar uno de los puntos más complejos y delicados de su proceso de paz, el correspondiente con las víctimas del conflicto. Los detalles de este acuerdo darán un impulso muy importante hacia el fin de la guerra.

El jefe de la delegación del Gobierno colombiano en diálogos de paz con las FARC, Humberto de la Calle.
El jefe de la delegación del Gobierno colombiano en diálogos de paz con las FARC, Humberto de la Calle. | EFE

El Gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC han logrado cerrar el punto de las víctimas del conflicto, uno de los más complejos y delicados del proceso de paz, y mañana anunciarán los detalles de un acuerdo que dará un impulso decisivo hacia el fin de la guerra.

El anuncio se realizará en La Habana, en una ceremonia solemne a la que asistirá una delegación de 10 víctimas en representación de los afectados por el conflicto.

En ese acto se dará a conocer el documento íntegro del acuerdo, cuyos detalles no han trascendido y que abarca los componentes de verdad, reparación y garantías de no repetición, además del sistema de justicia transicional que se aplicará a los responsables del conflicto.

El pasado 23 de septiembre ya se anunciaron las líneas maestras de esa jurisdicción especial para la paz con la presencia del presidente, Juan Manuel Santos, y el líder de las FARC, Rodrigo Londoño, que protagonizaron en La Habana un histórico apretón de manos que marcó un punto de inflexión para el proceso de paz.

Ese acuerdo inicial sobre justicia contempla una jurisdicción especial para todos los implicados en la guerra, con beneficios para quienes admitan su responsabilidad.

El anuncio se realizará en La Habana, en una ceremonia a la que asistirán 10 víctimas en representación de los afectados

Sin embargo, la negociación de los flecos de ese documento base ha sido en las últimas semanas el principal escollo para el cierre del punto sobre víctimas, por las diferencias entre las partes en asuntos como la concreción de la privación de libertad "en condiciones especiales", las extradiciones o la forma de elección de los magistrados del tribunal especial de paz, entre otros.

A la espera de conocer cómo se han resuelto esos temas espinosos, portavoces de ambos equipos negociadores coincidieron en expresar su satisfacción por haber conseguido cerrar un acuerdo que calificaron como "trascendental" y como "un paso importante" hacia la paz.

"Hemos cerrado satisfactoriamente la Jurisdicción Especial para la Paz y el acuerdo parcial sobre el punto 'víctimas'", escribió en su cuenta de la red social Twitter el jefe de los negociadores de la guerrilla, Luciano Marín Arango alias "Iván Márquez".

El acuerdo que se anunciará mañana será el cuarto que se alcanza durante el actual proceso de paz, que comenzó hace más de tres años, tras haber consensuado los puntos sobre tierras y desarrollo rural, la participación política de la guerrilla y drogas y narcotráfico.

El de víctimas ha sido sin embargo el que más tiempo les ha tomado a los negociadores, que abrieron las conversaciones sobre este punto en agosto de 2014 y que incluyó la participación directa en la Mesa de La Habana de cinco delegaciones de afectados por la guerra en Colombia.

Durante el debate de este punto, el proceso de paz ha sufrido numerosos altibajos, momentos de crisis y también avances importantes como los acuerdos para un plan de eliminación de minas en Colombia o para la busca de desaparecidos durante el conflicto.

El acuerdo sobre víctimas llega también a pocos días de un simbólico reconocimiento de responsabilidad por parte de las FARC ante las comunidades afrocolombianas e indígenas de Bojayá, en el departamento occidental de Chocó, donde en mayo de 2002 murieron al menos 79 personas y más de 100 resultaron heridas por la explosión de un cilindro bomba lanzado por miembros de esa guerrilla.

El proceso de paz colombiano encara su recta final para completar el último de la agenda

Un gesto que el presidente Santos destacó como un acto significativo y necesario en la ruta de la paz.

Tras concluir el punto de víctimas, el proceso de paz colombiano encara su recta final para completar el último, y no menos complejo, punto de la agenda que pactaron las partes: el fin del conflicto.

Un capítulo que incluye, entre otros aspectos, las condiciones del cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo o la dejación de armas por parte de la guerrilla, que según el acuerdo sobre justicia se realizará en un plazo de 60 días después de la firma del acuerdo definitivo de paz.

Para preparar el fin del conflicto trabaja desde hace más de un año una subcomisión técnica de carácter consultivo (no es una instancia negociadora) formada por altos mandos militares colombianos y guerrilleros de las FARC.

Tras el acto sobre el acuerdo de víctimas anunciado para mañana, el proceso de paz colombiano entrará en un receso por las fiestas navideñas y fin de año con la previsión de retomar las negociaciones en La Habana en el mes de enero.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.