TRAS CUATRO DÍAS DE PROTESTAS DE OTROS PADRES

TRAS CUATRO DÍAS DE PROTESTAS DE OTROS PADRES

Fuerzan a un niño de Sri Lanka a abandonar la escuela por ser hijo de un portador del VIH

El director del colegio ha afirmado que "dada la situación actual, no es seguro que el niño vaya a la misma escuela". Se ha llegado a esta decisión tras cuatro días de parálisis en la escuela debido a que los padres no han llevado a sus hijos por la presencia de este niño. "Vivo con miedo, no sé qué nos pasará a mí y mi hijo", asegura la madre del perjudicado.

Un niño de seis años se ha visto obligado a abandonar una escuela en el norte de Sri Lanka por ser hijo de un infectado con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), tras cuatro días de protestas de los padres de otros alumnos y el fracaso de las autoridades educativas a la hora de convencerlos.

Saman Wijesekara, director de Educación de la zona de Kurunegala, en el centro del país y donde se encuentra la escuela de Kuliyapitiya, dijo que, "dada la situación actual, no es seguro que el niño vaya a la misma escuela, así que las autoridades han decidido trasladarlo a otro colegio".

La decisión se produjo tras cuatro días de parálisis de la escuela por la determinación de los padres de no enviar a sus hijos por la presencia de este niño, hijo de un portador del VIH que murió en septiembre de tuberculosis, según la madre y Wijesekara.

La situación llevó a las autoridades a mantener una reunión con los padres, en la que, según aseguró el director de la escuela, H.P.M. Wimalawardene, participaron funcionarios del Ministerio de Salud, de la Oficina de Derechos Humanos y del Ministerio de Educación, para tratar de convencer a los padres.

No lo lograron, y tras el encuentro los representantes públicos visitaron a la madre, Chandany de Soysa, para informarle de que cambiarían al niño de escuela. "No sé cuando irá mi hijo a la escuela, lo mantendré en casa hasta que le den un nuevo colegio", dijo De Soysa, al explicar la causa de la muerte de su marido y asegurar que nadie más en su familia tiene VIH o sida.

La mujer atribuyó los falsos rumores a la mala intención de los hermanos de su difunto marido por problemas familiares de dinero. "No fui al encuentro de hoy, no puedo pelear por esas cosas ahora, me doy por vencida", afirmó, al asegurar que necesita ayuda por el rechazo social que ha generado esta situación. "Vivo con miedo, no sé qué nos pasará a mí y mi hijo. No tengo forma de vivir porque nadie me da un trabajo, ni tan siquiera nos hablan", manifestó desesperada.

El Programa Gubernamental de Lucha contra el Sida de Sri Lanka indicó en su informe anual que, pese a la poca presencia de la enfermedad en la isla asiática, hay mucho prejuicio y rechazo a sus portadores. El director del Programa, Sisira Liyanage, declaró que alrededor de 50 niños viven con el VIH en la isla. "Este niño no es VIH-positivo, pero aunque lo fuera, nadie puede impedirle estudiar en una escuela a la que tiene derecho", apuntó.

El secretario del Sindicato de Profesores de Ceilán, Joshep Stelien, declaró por su parte: "Nuestro sistema educativo debería repensar cómo educar a la gente y a los estudiantes sobre el sida".

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.