UN DÍA DEPUÉS DE SER PROHIBIDO EN ESPAÑA

UN DÍA DEPUÉS DE SER PROHIBIDO EN ESPAÑA

Los fiscales de San Francisco y Los Ángeles demandan a Uber al entender que engaña a los consumidores

En la demanada sostienen que la empresa engaña a los consumidores al hacerles creer que no permiten operar vehículos a los conductores con antecedentes criminales. "La empresa repite esa afirmación engañosa, dando a los consumidores la falsa impresión de seguridad cuando deciden entrar en el vehículo de un extraño", afirmó el fiscal de San Francisco. Por otro lado, un conductor de Uber ha sido acusado por la fiscalía de San Francisco de homicidio imprudente por el atropello mortal de una niña de seis años en 2013.

Aplicación de Uber en un teléfono
Aplicación de Uber en un teléfono | Getty Images

Los fiscales de distrito de las ciudades californianas de San Francisco y Los Ángeles demandaron  al servicio de vehículos compartidos Uber al aducir que engaña a los consumidores. 

La decisión de los fiscales californianos llega después de que un juzgado en España ordenara el cese y la prohibición en todo el país del sistema al considerar que sus conductores carecen de autorización administrativa para desarrollar la labor y que su actividad supone competencia desleal. 

George Gascón, el fiscal de distrito de San Francisco, donde Uber tiene su sede, y su homóloga de Los Ángeles, Jackie Lacey, sostienen, entre otras cosas, que la empresa engaña a los consumidores al hacerles creer que no permiten operar vehículos a los conductores con antecedentes criminales

A pesar de que Uber asegura utilizar los sistemas más eficientes disponibles para la comprobación de antecedentes de sus conductores, Gascón dijo que esos sistemas carecen de valor porque la empresa no obtiene las huellas dactilares de sus conductores. 

"La empresa repite esa afirmación engañosa, dando a los consumidores la falsa impresión de seguridad cuando deciden entrar en el vehículo de un extraño", afirmó el fiscal. 

Los fiscales también consideran engañoso el dólar que Uber cobra por "viajes seguros". Uber sostiene en su página web que esa tarifa sirve para cubrir los gastos asociados con la comprobación de antecedentes, la educación de los conductores y el mantenimiento de la aplicación móvil con la que conecta a los clientes con los conductores. 

Los fiscales enviaron advertencias por escrito en septiembre a Uber y a sus rivales más pequeños, Lift y Sidecar. Los reguladores dijeron hhaber llegado a un acuerdo extrajudicial con Lyft, que habría accedido a pagar una multa civil por un importe de medio millón de dólares. 

Gascón y Lacey acusaron a Uber, también, de no haber obtenido las licencias necesarias para recoger y dejar a los pasajeros en el aeropuerto. 

"Uber se ha negado a cumplir con leyes californianas que protegen a los consumidores contra fraude y daños", afirmaron los fiscales en un comunicado. 

Un conductor de Uber, acusado de homicidio imprudente
Y es Uber acumula problemas día a día. El mismo día que era demandada por los fiscales de San Francisco y Los Ángeles se conocía que uno de sus conductores ha sido acusado de homicidio imprudente por el atropello mortal de una niña de seis años en San Francisco (California, EE.UU.), lo que se suma a una serie de polémicas que están afectando a la empresa en todo el mundo. 

La oficina del Fiscal del Distrito de San Francisco emitió  un comunicado en el que anunció que ha presentado cargos contra el conductor, Syed Muzaffar, por homicidio imprudente en el atropello de Sophia Liu, de seis años, la noche de fin de año de 2013. 

Muzaffar ya no trabaja actualmente para Uber, pero según la Policía se encontraba empleado por la empresa y a la búsqueda de pasajeros a quienes recoger la noche en que se produjo el accidente. 
Después de que se emitiese una orden de arresto en su contra la semana pasada, el exconductor acudió voluntariamente a la comisaría de Policía, donde fue detenido, pero salió en libertad tras depositar una fianza de 50.000 dólares. Muzaffar está citado este miércoles en los juzgados de la ciudad, donde se le leerán los cargos que contra él se presentan. 

La noche del 31 de diciembre del año pasado, Muzaffar circulaba por las calles de San Francisco cuando giró a la derecha con su vehículo en una intersección en la que tenía el semáforo en verde y atropelló a Sophia Liu, a su madre y a su hermano de cuatro años, quienes se encontraban cruzando la calle. 

Aunque los tres resultaron heridos, sólo la pequeña falleció. Según la oficina del fiscal del Distrito de San Francisco, Muzaffar no llevaba a ningún pasajero a bordo cuando se produjo el atropello, pero sí estaba trabajando para Uber y buscando a posibles clientes a través de la aplicación para el móvil. 

Uber, sin embargo, negó que el conductor estuviese trabajando para ellos cuando tuvo lugar el accidente. La compañía de transporte compartido, que tiene su sede precisamente en San Francisco, se ha visto envuelta durante los últimos días en varias polémicas a nivel global, después de ser demandada por las autoridades de Portland (Oregón, EE.UU.) y prohibida en Holanda, España y Nueva Delhi, en este último caso a raíz de la acusación contra un conductor por violar a una mujer. 

La empresa con sede en San Francisco se ha convertido en poco tiempo en un gigante que, valorado en unos 40.000 millones de dólares, está presente en 250 ciudades de 50 países, frente a las 61 urbes de 21 países en las que operaba hace un año. España es el último de los países que ha prohibido este sistema, que también ha sido rechazado por la Justicia o autoridades en Holanda, Colombia, Nueva Delhi -en esta última ciudad a raíz de la acusación contra un conductor por violar a una mujer-, está en los tribunales de Portland, en el estado de Oregón (EE.UU.), y esta semana llegará a los de Francia.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.