CONCEDE UNA ENTREVISTA A UN MEDIO CHIPRIOTA

CONCEDE UNA ENTREVISTA A UN MEDIO CHIPRIOTA

La exmujer del secuestrador del avión de EgyptAir cuenta que su matrimonio fue un infierno

Marina Paraschou explica que durante su matrimonio hubo "golpes, tortura y miedo" y dice que Seif al-Din Mohamed Mostafa era una persona desequilibrada que nunca se preocupó por ella ni por sus cuatro hijos. Relata que aunque los medios hayan contado esta historia como una "situación romántica", si todos supieran cómo es en realidad, cambiarían su opinión.

Marina Paraschou y Seif Eldin Mustafa durante su boda
Marina Paraschou y Seif Eldin Mustafa durante su boda | Phileleftheros

La exmujer del hombre que secuestró un avión y obligó a la tripulación a desviar su ruta hacia Chipre para entregarle una carta, ha concedido una entrevista al diario Phileleftheros, en la que explica que conoció a Seif al-Din Mohamed Mostada en la isla cuando tenía 18 años y él 26, explican en el diario 'The Guardian'.

Marina Paraschou cuenta que su matrimonio fue "un capítulo negro" en su vida porque se casó con un "matón en paro" que fue violento con ella y con sus cuatro hijos.

Explica que todo el mundo ha hablado de esta historia como si se tratase de una acción por amor, pero dice que no podría estar más lejos de la realidad. "La gran mayoría de medios pintan esta escena como una situación romántica en la que un hombre trataba de recuperar a su esposa", pero explica que la opinión general cambiaría si todos supieran cómo es él en realidad.

Paraschou indica que su matrimonio fue un infierno y relata que hubo "golpes, torturas y miedo". Añade que el secuestrador era una persona que sabía "cómo infligir miedo y miseria a su alrededor" y cuenta que era una persona "desequilibrada".

Durante sus siete años de matrimonio, la pareja tuvo tres hijas y un hijo, pero Paraschou no duda en describir esa etapa como "el capítulo más negro" de su vida. Explica que vivieron con sus padres durante su matrimonio, pero que Mustafa nunca hizo ninguna aportación económica a la familia.

La pareja se divorció en 1990 y Mustafá se fue a Egipto, donde cuatro años más tarde ingresó en prisión por falsificación y fraude. Explica que en el año 2011 se escapó de la cárcel aprovechando el caos que tuvo lugar en el país durante las protestas contra el presidente egipcio Mubarak.

Cuenta además que le llamó para contarle que una de sus hijas había fallecido y contestó diciendo: "¿A mi qué me importa?". Por ello explica que nunca se ha preocupado por ella o por sus hijos y sentencia "sólo me ha dado dolor, tristeza y  miedo".

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.