UN DOCUMENTO CON MÁS DE 4.000 CORREOS

UN DOCUMENTO CON MÁS DE 4.000 CORREOS

Estados Unidos publica nuevos correos de Clinton, uno de ellos para Julian Assange

En el correo dirigido al fundador de Wikileaks, la exsecretaria de Estado acusa a Assange de poner en peligro "las vidas de incontables individuos" al publicar documentos clasificados del Gobierno de EE.UU. Además, niega en este correo que vaya a haber ningún tipo de negociación entre Estados Unidos y Wikileaks. Este es uno de los más de 4.000 correos que se han hecho públicos por el departamento de Estados Unidos ante la polémica en la que Clinton se vio envuelta cuando se supo que había utilizado su cuenta de correo electrónico privada para asuntos de interés nacional.

Clinton apela a la clase media y promete acabar con las ventajas de los ricos
Hillary Clinton, candidata Partido demócrata | EFE

El departamento de Estado de Estados Unidos ha publicado 7.000 nuevas páginas de correos electrónicos enviados o recibidos por Hillary Clinton durante su etapa como secretaria de Estado (2009-2013), entre los que destaca uno enviado al fundador de WikiLeaks, Julian Assange.

Este nuevo paquete consiste en 4.368 e-mails en unas 7.000 páginas, la mayor cifra publicada hasta la fecha, e incluye unos 150 intercambios electrónicos parcialmente censurados, ya que contienen información que ha sido clasificada durante la revisión de los mismos para su publicación.

Aunque en su mayoría se trata de e-mails rutinarios que la exsecretaria de Estado y ahora aspirante a la nominación demócrata para las elecciones presidenciales de 2016 intercambia con ayudantes y funcionarios, destaca un mensaje recibido el 27 de noviembre de 2010 y dirigido al fundador de WikiLeaks.

El mensaje es enviado por Harold Hongju Koh, entonces asesor legal del departamento de Estado, a la abogada de Julian Assange, Jennifer Robinson, y con copia a Clinton.

En él, Koh se dirige a Robinson y a Assange en referencia a una posible publicación de 250.000 documentos clasificados del Gobierno de EE.UU. en posesión de WikiLeaks.

"Pese a su deseo expreso de proteger esas vidas (de periodistas, activistas por los derechos humanos, blogueros y soldados), ha hecho lo contrario y puesto en peligro las vidas de incontables individuos", recrimina el funcionario a Assange.

"Ha minado su objetivo expreso al diseminar ampliamente este material, sin redacción y sin importarle la seguridad y santidad de las vidas", añadió, para indicar después que el Gobierno de EE.UU. "no entrará en negociaciones" en relación a la publicación de material clasificado obtenido "ilegalmente".

En otro correo, uno de los intercambiados con el personal de su oficina, un ayudante avisa a la entonces secretaria de Estado de que ha llegado su iPad, ante lo que ésta le pide si le podrá enseñar a usarlo durante un viaje a Kiev "la próxima semana".

Otro correo, que lleva por asunto "Lavrov", en presunta referencia al ministro de Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, ha sido uno de los parcialmente censurados por el departamento de Estado, de manera que no se puede visualizar prácticamente nada de su contenido.

En otro correo de 2010, Clinton escribe a uno de sus ayudantes sobre unas declaraciones realizadas recientemente, le pregunta si ha recibido "algún comentario" al respecto y "cuánto tardará la FOX" en "atacarle" por sus comentarios sobre subir los impuestos a los ricos.

Este año, Clinton se vio envuelta en una nueva polémica cuando se preparaba para lanzar su carrera presidencial, al revelarse que había utilizado su cuenta de correo electrónico privada para asuntos de interés nacional.

Ante esta situación, la oposición republicana exigió que se hicieran públicas aquellas comunicaciones que Clinton mantuvo desde su cuenta privada y que podrían atañer a la seguridad del país.

Atendiendo a las reclamaciones de los republicanos, y a los de la propia Clinton, que insistió en que se publicaran para despejar cualquier tipo de duda, el pasado mayo el departamento de Estado ya desclasificó cerca de 300 correos, en su mayoría relativos al atentado contra locales del Consulado de EE.UU. en Bengasi, en Libia.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.