LA GUERRA HA DESESTABILIZADO EL PAÍS

LA GUERRA HA DESESTABILIZADO EL PAÍS

La escasa participación marca las primeras horas de las elecciones parlamentarias sirias

Siria celebra elecciones en medio de una guerra de cinco años y en las que no podrán votar los casi cinco millones de sirios que han huido a otros países. La votación solo se celebrará realmente en los territorios controlados por el Gobierno, que alcanzan todas las provincias excepto las de Raqqa e Idleb, en manos de los terroristas de Daesh y el Frente al Nusra, respectivamente.

Una mujer y su hija caminan entre las ruinas en SiriaUna mujer y su hija caminan entre las ruinas en Siria
Una mujer y su hija caminan entre las ruinas en Siria | Getty

Siria celebra este miércoles unas elecciones parlamentarias en medio de una guerra de cinco años que ha desangrado a la nación árabe y ha desestabilizado aún más la región con la esperanza de una frágil tregua que podría conducir a la paz.

A primera hora de la mañana son pocos los votantes que acudieron a sufragar en las elecciones en el centro de Damasco.

Siria celebra elecciones parlamentarias en medio de una guerra de cinco años

En las calles hay numerosos jóvenes voluntarios que reparten papeletas de los distintos candidatos y partidos cerca de los centros de votación. Los colegios no son los únicos lugares donde se puede votar en Siria, ya que también se han establecido centros de sufragio en los bajos de hoteles, instituciones públicas como ministerios y en oficinas de empresas.

El presidente sirio, Bashar al Assad, confirmó sus planes el pasado 23 de febrero, convocando para el 13 de abril los comicios a la Asamblea Popular para renovar el mandato de los 250 diputados e inaugurar así la octava Legislatura.

La novedad de estas votaciones es que por primera vez habrá varias circunscripciones para repartir los escaños por territorios. Damasco tendrá 29; la campiña de Damasco, 19; Alepo, 20; la provincia de Alepo, 32; Homs, 23; Hama, 22; Latakia, 17; Idleb, 18; Tartus, 13; Raqqa, 8; Deir Ezzor, 14; Al Hasaka, 14; Deraa, 10; Sueida, 6; y Quneitra, 5.

El fin de la circunscripción única supone además que los casi cinco millones de sirios que han huido a otros países --cerca de un millón a Europa en el último año-- no podrán votar porque el sufragio tiene que emitirse desde el centro asignado para ello.

Los nuevos diputados saldrán de los 3.450 candidatos que concurren a estos comicios siguiendo, además del criterio de la representación territorial, el tradicional reparto de cuotas entre sectores de la sociedad civil.

Sin embargo, la votación solo se celebrará realmente en los territorios controlados por el Gobierno, que alcanzan todas las provincias excepto las de Raqqa e Idleb, en manos de los terroristas de Daesh y el Frente al Nusra, respectivamente.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.