DECLARADO EL ESTADO DE EMERGENCIA

DECLARADO EL ESTADO DE EMERGENCIA

El fuego sigue arrasando California: alcanza a las millonarias mansiones de Bel Air

Cuatro incendios avanzan sin control en California. Los vientos, de especial fuerza y sequedad, conocidos como 'vientos de Santa Ana', han desatado varios focos que ya han arrasado miles de hectáreas. Centenares de conductores han quedado atrapados en una autopista de Los Ángeles y 200.000 personas han tenido que ser evacuadas por la proximidad de las llamas.

La zona noroeste de Los Ángeles (California) vive horas de angustia con cuatro incendios que obligaron a cortar carreteras, cerrar escuelas y a evacuar a miles de personas, tras quemar decenas de edificios, entre ellas mansiones millonarias del barrio de Bel Air, en Beverly Hills. Las condiciones del terreno, muy seco, y la fuerza de los vientos, con rachas de hasta 50 kilómetros por hora, alimentan con fuerza unas llamas que amenazaron el Museo Getty, que se vio obligado a cerrar, tal y como sucedió con un tramo de unos 15 kilómetros de la siempre congestionada Autopista 405.

El fuego alcanzó además varias viviendas del adinerado barrio de Bel Air, incluida una mansión de 30 millones de dólares del magnate de los medios de comunicación Rupert Murdoch, según NBC News, y la densa columna de humo se dejó ver tras el icónico cartel de Hollywood.

El alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, informó en rueda de prensa de que las llamas en el sector de Bel Air se han extendido a 60 hectáreas, lo que triplica la superficie afectada cuando se desató esta pasada madrugada en una zona en la que trabajan 350 bomberos. Este incendio, que ya superó en total las 4.576 hectáreas, ha obligado a la evacuación de más de 100.000 residentes, causó la destrucción de al menos 30 casas y obligó a decenas de escuelas a permanecer cerradas.

Igualmente, otros tres incendios en el condado de Los Ángeles avanzan con fuerza impulsados por los conocidos 'Vientos de Santa Ana', propios de esta temporada del año. El más poderoso comenzó en la tarde del lunes en el condado de Ventura, a unos 100 kilómetros al noroeste de Los Ángeles, y ya sobrepasó las 26.325 hectáreas. Este fuego, que obligó a evacuación de los residentes de más de 50.000 viviendas, llevó a las autoridades locales a decretar el toque de queda para proteger a los residentes y prevenir actos criminales.

Según informó el Departamento de Bomberos del Condado de Ventura (VCFD), cerca de 1.800 efectivos luchan contra unas llamas que amenazan 12.000 estructuras, aunque más de 150 quedaron ya calcinadas. Las propicias condiciones meteorológicas continuarán al menos hasta el viernes sobre la mayor parte de los condados de Los Ángeles y Ventura, proyectó el Servicio Nacional Meteorológico (NWS) de Estados Unidos.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, envió por medio de su cuenta en la red social Twitter un mensaje de aliento a los damnificados: "Nuestros pensamientos y oraciones están con cada uno de los afectados por los incendios forestales de California". El gobernador de California, Jerry Brown, declaró el estado de emergencia en los condados de Ventura y el de Los Ángeles e insistió a los residentes de estas zonas en la importancia de evacuar las áreas de riesgo.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.