Pese al acercamiento entre ambos países

Pese al acercamiento entre ambos países

EEUU vota un año más en contra de levantar el embargo a Cuba

La Asamblea General de la ONU reclamó nuevamente el fin del embargo estadounidense contra Cuba con la aprobación de una resolución respaldada por 191 países, todos menos EEUU e Israel. La Habana lleva presentando este texto desde 1992, pero Washington ha criticado que esta vez no recoja el "progreso bilateral" logrado entre ambos países en los últimos meses.

Dos votos en contra de levantar el embargo a Cuba: de EEUU e Israel
Dos votos en contra de levantar el embargo a Cuba: de EEUU e Israel | EFE

Estados Unidos ha votado este martes en contra de la resolución que como todos los años presenta Cuba ante la Asamblea General de Naciones Unidas para poner fin al embargo que el país norteamericano impuso a la isla caribeña en la década de 1960. La Asamblea General ha votado por 24ª vez en su historia la misma resolución y con resultado idéntico: un amplio apoyo al fin del bloqueo comercial, económico y financiero sobre Cuba. Esta vez ha recibido el respaldo de 191 países, todos menos Estados Unidos y su aliado Israel.

Si bien el sentido del voto de Estados Unidos es coherente con la posición que mantiene desde 1991, cuando comenzaron estas votaciones, contradice las declaraciones públicas que su presidente, Barack Obama, ha hecho en los últimos meses. Obama ha defendido la necesidad, y los beneficios, de levantar el embargo y ha reclamado una y otra vez al Congreso que coadyuve a este objetivo, algo difícil teniendo en cuenta que está dominado por el Partido Republicano.

A pesar de la determinación de Obama para acabar con el bloqueo, la Casa Blanca no puede tomar esta decisión en solitario porque para ello es necesario derogar un sinfín de normas jurídicas, lo cual requiere el beneplácito del Congreso. La postura de Obama se enmarca en el diálogo que Estados Unidos y Cuba comenzaron el 17 de diciembre, que ya ha permitido restablecer las relaciones diplomáticas, con la apertura de embajadas, y que culminará, precisamente, con el fin del embargo.

Cuba estima que los daños económicos al país por el embargo ascienden a 833.755 millones de dólares, "considerando la depreciación de esta moneda frente al valor del oro", según ha recordado el Ministerio de Exteriores en una nota. Además, ha subrayado que "numerosas voces de parlamentos y partidos políticos en todo el mundo han reclamado el cese de esta injusta política, considerándola un rezago de la Guerra Fría y una violación flagrante de los Derechos Humanos".

"En el reciente debate de alto nivel de la Asamblea General, celebrado entre el 28 de septiembre y el 3 de octubre, el tema del cerco norteamericano y su rechazo volvió a estar entre los más abordados por jefes de Estado, de Gobierno y cancilleres", ha recordado. "Casi 50 mandatarios hicieron alusión al bloqueo y a la necesidad de que cese, con intervenciones que incluyeron calificativos de anacronismo, injusticia, obstáculo al desarrollo, acto sin sentido y asfixia para el pueblo cubano", ha recalcado.

EEUU criticó la resolución contra el embargo a Cuba impulsada por La Habana en la ONU, pero dejó claro que sigue comprometido con el proceso de acercamiento entre los dos países. "Lamentamos que el Gobierno de Cuba haya elegido seguir adelante con su resolución anual. El texto no representa los pasos significativos dados y el espíritu de compromiso que el presidente (de EEUU, Barack) Obama ha defendido", dijo el diplomático estadounidense Ronald Godard.

Godard representó a Washington en la reunión de la Asamblea General de la ONU. "Nos parece desafortunado que, a pesar de nuestro progreso bilateral, el Gobierno cubano haya elegido presentar una resolución que es casi idéntica a las planteadas en años anteriores", dijo al explicar la postura de su país. Durante los últimos meses EEUU alimentó las expectativas sobre una posible abstención en la votación en función del contenido del documento, pero finalmente votó en contra al considerar que el texto no tiene en cuenta adecuadamente la nueva situación.

"Si Cuba cree que este ejercicio va a ayudar a que las cosas avancen en la dirección que los dos gobiernos han indicado que esperan, está equivocado", insistió el diplomático. Godard, pese a todo, aseguró que Estados Unidos no caerá en la "historia de desconfianza" entre los dos países y seguirá comprometido "a trabajar duro para lograr una genuina cooperación bilateral con Cuba en beneficio de los dos países". "No esperamos que Cuba o EEUU olviden el pasado de un día para otro. Somos conscientes de que normalizar totalmente nuestra relación bilateral requerirá años de insistencia y dedicación en ambas partes", añadió. Al mismo tiempo, Godard subrayó que Washington seguirá promoviendo "el respeto de los derechos humanos y de las libertades fundamentales para todos en Cuba".

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.