NUEVA POLÉMICA

NUEVA POLÉMICA

Trump rompe la tradición y evita inclinarse ante el emperador Akihito durante su visita a Japón

El presidente de Estados Unidos evitó inclinarse ante el emperador Akihito en el Palacio Real de Tokio y tras su encuentro le volvió a dar la mano junto a unas palmadas en el brazo, algo que no se puede hacer, según la tradición.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se ha reunido este lunes con el emperador Akihito en el Palacio Real de la capital japonesa, Tokio, en el marco de su visita diplomática al país asiático.

Trump y su esposa, Melania Trump, han sido recibidos por Akihito y su esposa, la emperatriz Michiko. Trump ha dado la mano a Akihito durante su saludo, evitando inclinarse ante él, después de que su predecesor, Barack Obama, fuera criticado por realizar este gesto durante su encuentro con el emperador japonés en Tokio en 2009.

Tras el encuentro, Trump ha vuelto a dar la mano a Akihito y le ha dado varias palmadas en el brazo, según ha informado la agencia británica de noticias Reuters. "Gracias por este gran encuentro. Estoy seguro de que nos reuniremos de nuevo", ha manifestado el mandatario estadounidense.

Akihito ha pasado gran parte de su reinado intentando cerrar las heridas de la Segunda Guerra Mundial, en la que Japón participó bajo el mandato de su padre, el emperador Hirohito.

Japón ha aprobado este año una legislación para permitir que Akihito ceda el trono, en lo que será la primera abdicación de un emperador japonés en los últimos dos siglos. Akihito será sucedido en 2018 ó 2019 por el príncipe Naruhito.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.